Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nacionalistas ucranianos acusan a las fuerzas rusas de provocar el tiroteo

El grupo nacionalista ucraniano Sector de Derecha ha negado su participación en el tiroteo que ha costado la vida a cinco personas en Slaviansk, y ha responsabilizado del mismo a fuerzas especiales rusas con ánimo de desestabilizar la situación.

"Se ha tratado de una provocación blasfema por parte de Rusia: blasfema al suceder durante una noche pascual. Y este incidente ha sido perpetrado claramente por fuerzas especiales rusas", declaró un portavoz del Sector de Derecha, identificado como Artem Skoropadski, a la agencia de noticias Reuters.
Previamente varios testigos apuntaron al grupo neonazi Sector de Derecha como responsable del ataque, en el que varios hombres armados abrieron fuego desde cuatro vehículos contra un puesto de control en manos de separatistas a favor de la anexión a Rusia.
"Se acercaron a nosotros con las luces de larga distancia. Uno de nosotros se acercó, les pidió que no nos cegaran", indicó Vladimir, presente en el lugar. "Entonces sacaron fusiles por las ventanillas y abrieron fuego", según indicó el testigo a Russia Today.
Las cifras de muertos son todavía confusas. El Ministerio del Interior ucraniano ha confirmado el ataque pero solo cifra en uno el número de fallecidos. La televisión estatal rusa Rossiya 24 señaló que tres personas habían muerto, dos de ellas nacionalistas ucranianos y una tercera simpatizante prorrusa.
El Gobierno ruso ha condenado el tiroteo, del que ha responsabilizado a "nacionalistas ucranianos". "Rusia está indignada con esta provocación, que muestra la poca voluntad de Kiev para desarmar a los nacionalistas", según el comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, en referencia al acuerdo alcanzado el jueves por el que Ucrania se compromete al desarme de todos los grupos ilegales.
"Moscú insiste en que la parte ucraniana aplique estrictamente los compromisos que ha adoptado para aliviar la situación en el sureste del país", añadió la nota, recogida por Russia Today.