Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el cerebro de los atentados de Munich 72

Mohammed Udeh, en foto de archivo. Foto: AP.telecinco.es
Oudeh era considerado uno de los autores intelectuales del ataque a la delegación israelí por parte de un grupo militante palestino en los Juegos Olímpicos de 1972, en el que 11 atletas perdieron la vida. Sin embargo, no tuvo participación material en la llamada masacre de Munich.
Oudeh admitió por primera vez su responsabilidad en 1999 en el libro "Palestina: de Jerusalén a Munich". Al publicarse en todo el mundo, Israel le prohibió regresar a Cisjordania. Abu Daoud no se mostró arrepentido por el atentado. Es más, defendió el asesinato de los israelíes asegurando que se trataba de reservistas del ejército y que por lo tanto eran objetivos legítimos. También aseguró que los ataques de Múnich fueron un punto de inflexión para los palestinos ya que, en su opinión, "antes de Munich, nadie tenía la menor idea de Palestina".
 
A pesar de estas declaraciones y la evidencia de su involucración en los hechos, sólo fue detenido brevemente en Francia, y nunca fue condenado por sus acciones. Alemania pidió su extradición, pero París la rechazó por motivos técnicos.
Líder de 'Septiembre Negro'
Oudeh vivió en varios lugares en el Oriente Medio hasta instalarse definitivamente en Damasco y en varias ocasiones reiteró que su única intención era la de regresar a Palestina y vivir allí. Se convirtió en uno de los líderes de Septiembre Negro, una rama del grupo del difunto líder palestino Yasser Arafat. Esta facción se estableció para vengar la expulsión en 1970 de las guerrillas palestinas de Jordania.