Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un ciudadano británico al ser golpeado por un elefante en una atracción turística en Tailandia

Un ciudadano escocés de 36 años de edad ha fallecido tras ser golpeado por un elefante en la isla de Ko Samui, en Tailandia, cuando se encontraba con su hija de 16 años disfrutando de una de las atracciones turísticas del país.
Según informa la cadena británica SKY News, Gareth Crowe y su hija estaban montando sobre el animal, paseando por una zona boscosa, cuando el adiestrador paró para sacar unas fotografías. En ese momento, el elefante le golpeó con la trompa y le clavó el colmillo, provocándole heridas graves.
Posteriormente, arrojó al suelo a los dos turistas y golpeó con el colmillo a Crowe, que falleció en el acto. Por su parte, la joven --menor de edad-- recibió varios golpes y fue trasladada a un hospital local, con pronóstico leve.
El elefante, de 13 años de edad y llamado Golf, se mostraba agitado antes del incidente, negándose a seguir las instrucciones. Asociaciones de protección animal han lamentado la muerte de los dos turistas y han enviado un mensaje de apoyo a sus familiares, pero advierten de que se trata de un "recordatorio" de que los animales no están destinados a ser montados.
"Los elefantes son cruelmente maltratados para poder ser domesticados. La mayoría de los turistas no saben acerca de estos abusos, ni del potencial peligro que suponen", explican los portavoces de estas organizaciones.