Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren tres miembros de Hamás y un agente de seguridad de la ANP en un choque en Kalkilia

Miembros de las fuerzas de seguridad palestinas arrestan hoy jueves a un hombre durante una redada contra milicianos de Hamás en Kalkilia (Cisjordania). EFEtelecinco.es
Al menos 3 milicianos de Hamás y un oficial de los organismos de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) murieron hoy en un choque armado en la ciudad cisjordana de Kalkilia, informaron fuentes de la seguridad palestina.
El enfrentamiento se inició cuando decenas de miembros de las fuerzas de la ANP, leales al presidente y líder de Al-Fatah, el moderado Mahmud Abás, rodearon una vivienda en la que se habían refugiado varios hombres buscados de Hamás.
El policía murió cuando uno de los atrincherados le lanzó una granada, confirmó el gobernador de Kalkilia, Rabih Al-Jandaqji.
Las versiones varían, en cambio, sobre la muerte de los tres miembros del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedín Al-Kasem.
Fuentes de la seguridad de la ANP y el gobernador de la ciudad apuntan a que los cuerpos de los activistas armados fueron hallados sin vida en un búnker bajo el edificio donde se encontraban y que murieron cuando la Policía derribó el inmueble.
La agencia de noticias palestina "Maan" señala, sin embargo, que dos de los milicianos fueron "aparentemente abatidos a tiros".
Fuentes de los organismos de seguridad de la ANP confirmaron además que se habían registrado varios heridos entre sus hombres, uno de ellos de gravedad.
Los organismos de seguridad emplearon a los padres de uno de los milicianos de Hamás refugiados en el edificio para convencerle de que se entregara, agregó la agencia.
Fuentes cercanas a Hamás explicaron que la vivienda sitiada pertenecía a Abdel Fatah Shraim, un miembro del movimiento islamista que había sido detenido con anterioridad.
Los cuerpos de seguridad leales a Abás acudieron al lugar con la intención de arrestar a sus colaboradores, que allí se escondían.
Una fuente de la seguridad palestina culpó a los hombres de Hamás de haber abierto fuego primero, algo que niegan las citadas fuentes del movimiento islamista, que controla la franja de Gaza.
Los enfrentamientos armados de hoy se producen después de que seis palestinos (dos miembros de Hamás, tres de las fuerzas de seguridad palestinas y un civil) murieran el domingo en la misma localidad en el peor incidente en meses entre los islamistas y fuerzas de la ANP.
Abas y el Gobierno del moderado primer ministro Salam Fayad intentan en los últimos años hacer cumplir la ley y el orden y acabar con el fenómeno de los milicianos armados en la calle de las ciudades del norte de Cisjordania con efectivos entrenados y equipados gracias a la UE y EEUU.
Hamás, que denuncia que la ANP persigue y tortura a sus seguidores en Cisjordania, ha advertido de que sus milicianos resistirán de forma violenta a cualquier intento de arrestarlos.
Fuerzas de la ANP detuvieron ayer a 12 miembros de Hamás en diversas redadas en las ciudades cisjordanas de Naplusa, Hebrón, Tulkarem y Jenín.
El movimiento islamista divulgó los nombres de los detenidos, entre los que se incluye el director de la televisión vinculada a Hamás, Al-Aqsa, en Hebrón.