Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos civiles afganos por disparos de la ISAF en el sur de Afganistán

Dos civiles afganos murieron y otro resultó herido por disparos de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en el transcurso de una operación en el sur de Afganistán, según reconoció hoy la organización en un comunicado. EFE/Archivotelecinco.es
Dos civiles afganos murieron y otro resultó herido por disparos de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en el transcurso de una operación en el sur de Afganistán, según reconoció hoy la organización en un comunicado.
El suceso ocurrió en el pueblo de Amin Kalacheh, situado en la provincia de Kandahar, cuando las tropas afganas e internacionales buscaban a un cabecilla talibán supuestamente responsable de la organización de emboscadas y ataques suicidas en la zona.
Según la nota, las tropas detuvieron al presunto cabecilla, en una operación en la que murió un presunto talibán y otro más resultó herido.
Sin embargo, la ISAF aseguró que en el transcurso de la redada un varón afgano salió de un edificio con intenciones "hostiles", por lo que las tropas se enfrentaron a él.
Al hacerse con el control del edificio, las tropas descubrieron a dos hombres heridos de bala y una mujer ya fallecida en el interior.
"Se concluyó inicialmente que la mujer murió por unas balas perdidas, disparadas por las fuerzas de seguridad. Los varones heridos fueron evacuados para recibir tratamiento médico y uno de ellos murió más tarde por las heridas", indicó la organización.
El anuncio de la ISAF se produce apenas un día después de la llegada a Kabul del nuevo comandante en jefe de la organización, David Petraeus, quien dijo el jueves en Bruselas que su objetivo es reducir al "mínimo absoluto" la "pérdida de vidas civiles".
Petraeus recalcó en una comparecencia ante la prensa que en las últimas doce semanas se ha producido una "reducción clara" de las bajas civiles respecto al pasado año, a pesar del aumento del contingente militar internacional en Afganistán.
Las continuas muertes de civiles en Afganistán han debilitado la imagen de EEUU y su campaña para ganarse a la población local en la lucha contra la insurgencia, y han sido duramente criticadas por el presidente afgano, Hamid Karzai.
Karzai ha pedido en multitud de ocasiones que se ponga fin a la muerte de civiles en operaciones militares de las fuerzas internacionales.