Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos militares turcos por una mina supuestamente colocada por milicianos del PKK en el sureste del país

Dos militares turoos han muerto este lunes por la explosión de una mina terrestre supuestamente colocada por milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según han informado fuentes de los servicios de seguridad turcos.
El ataque atribuido a los milicianos del PKK ha dejado heridos también al resto de militares que viajaban en el vehículo blindado entre las provincias de Hakkari y Van, según las mismas fuentes. Definido como un grupo terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, el PKK inició una lucha armada contra el Estado turco por la independencia del sureste de Turquía hace 28 años. El conflicto ha acabado con la vida en todo este tiempo de más de 40.000 personas.
Este mismo mes, milicianos del PKK atacaron en una emboscada un autobús militar que viajaba por el oeste del país, una zona en la que, por lo general, no suelen operar por su lejanía del sureste de Turquía, donde tienen sus refugios y bases.