Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos palestinos en un nuevo bombardeo israelí en Ciudad de Gaza

Al menos dos palestinos han muerto y otros 20 han resultado heridos, entre ellos cinco paramédicos, a causa de un nuevo bombardeo del Ejército de Israel en Ciudad de Gaza, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
El bombardeo ha destruido gran parte del edificio más alto de Gaza, en el que hay apartamentos, oficinas y tiendas comerciales. Fuentes oficiales han indicado que alrededor de 70 familias viven en las trece plantas del edificio.
Las autoridades palestinas cifran en más de 2.125 los muertos y en más de 10.300 lo heridos desde el inicio de la ofensiva militar, reanudada la semana pasada tras el fracaso de las conversaciones en El Cairo, del que israelíes y palestinos se han acusado mutuamente. Por otra parte, han muerto 64 soldados y cuatro civiles israelíes.
El ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riyad al Malki, ha anunciado este mismo lunes que el Gobierno palestino denunciará a Israel ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) si fracasa la última propuesta de alto el fuego lanzada el sábado por Egipto.
"Tras la firma del Estatuto de Roma Palestina se convertirá en miembro del TPI y solicitaremos oficialmente una investigación por crímenes de guerra", ha afirmado Al Malki. El Estatuto de Roma es el acuerdo internacional constitutivo del TPI.
La propuesta egipcia incluye un alto el fuego indefinido y el levantamiento del bloqueo impuesto por Israel en 2007 a la Franja de Gaza para permitir la entrada de ayuda humanitaria y materiales de construcción.
El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha conseguido el respaldo del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) para suscribir el Estatuto de Roma y dar así a esta corte jurisdicción sobre los territorios palestinos ocupados militarmente por Israel desde 1967. Sin embargo, Abbas espera conseguir un mayor consenso con la adhesión de otros grupos palestinos, ha indicado Al Maliki.