Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 15 personas en un enfrentamiento entre Séléka y 'anti balaka' en Dekoa

Al menos 15 personas han muerto este miércoles en un enfrentamiento entre milicianos de la coalición mayoritariamente musulmana Séléka y de las guerrillas cristianas de autodefensa 'anti balaka' en la localidad centroafricana de Dekoa (centro).
Los enfrentamientos han provocado que decenas de residentes de la localidad se hayan refugiado en la misión católica, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
Séléka ha asegurado que controla la ciudad y que las milicias 'anti balaka' han lanzado el ataque para intentar arrebatarles Dekoa, una ciudad en la que no se encuentran desplegados efectivos de la misión francesa Sangaris ni de la Misión Internacional de Apoyo a la República Centroafricana (MISCA).
La ONU ha cifrado en miles el número de muertos y en 2,2 millones --alrededor de la mitad de la población-- el número de personas que necesitan ayuda humanitaria desde el inicio en diciembre de 2012 del conflicto tras el levantamiento armado de la guerrilla Séléka.
Además, más de 650.000 personas son desplazados internos, mientras que más de 290.000 han huido a los países vecinos buscando refugiarse lejos del conflicto, que ha tomado un cariz crecientemente sectario con la toma de las armas por parte de las milicias cristianas.
Como consecuencia de ello, alrededor de 15.000 musulmanes se encuentran atrapados en la capital, Bangui, y otros puntos del norte, el noroeste y el sur del país, protegidos por las fuerzas internacionales, pero en una situación aún así peligrosa.
"Los 'anti balaka', que surgieron como una reacción a las actitudes depredadoras de Séléka, se están metamorfoseando en bandas criminales que, además de seguir persiguiendo a los musulmanes, están comenzando a atacar a otros cristianos y no musulmanes", advirtió a finales de marzo la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay.
En sus declaraciones, Pillay elertó de la existencia de casos de decapitaciones de niños, violaciones y actos de canibalismo en el marco del conflicto desatado en RCA, antes de subrayar que "el odio intercomunitario sigue a un nivel aterrador" en el país.
"RCA se ha convertido en un país en el que la gente no es sólo asesinada, es torturada, mutilada, quemada y desmembrada, en ocasiones por turbas espontáneas, así como por grupos organizados de combatientes armados", manifestó.