Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 60 personas en el incendio de una discoteca en Bangkok

El fuego fue causado por un petardo. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Fuentes de la embajada de España en Bangkok aseguran que no hay constancia de que haya españoles entre las víctimas del incendio.
El incendio se desató en la discoteca Club Santika, situada en la calle nueve del distrito de Ekamai, una zona en la que abundan los locales de diversión. Las llamas se apoderaron del local de tres plantas hacia medianoche, y fue cuando cundió el pánico ente los cientos de clientes que buscaron la forma de huir por la pequeña puerta de la la discoteca, casi uno a uno.
La discoteca, según miembros del servicio contra incendios, disponía, además de la puerta principal, de otras dos puertas pequeñas, aunque éstas no estaban debidamente señalizadas y eran conocidas únicamente por el personal del establecimiento.
Hasta el momento se desconocen las causas del incendio, aunque fuentes policiales apuntan a que puede haber sido debido a un cortocircuito o a la explosión de petardos en el edificio.
Algunos de los clientes atrapados escaparon de las llamas por las ventanas del local, antes de la llegada de los bomberos y de los servicios de urgencia.
Quemados o asfixiados
A causa de las quemaduras o asfixia, 53 personas perecieron en interior de la discoteca y otras seis después de que fueran ingresadas en un hospital.
Cuando los bomberos llegaron al lugar varias decenas de personas continuaban atrapadas dentro del local y pedían a gritos ayuda.
Los bomberos consiguieron extinguir las llamas unas dos horas después de que llegaran a la popular discoteca, revestida y amueblada con materiales inflamables.
Según algunos testigos, las llamas comenzaron en la planta baja de edificio, en el que esos momentos había cerca de un millar de personas, la mayoría jóvenes.    LA