Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Musaví insta a sus seguidores a continuar con las protestas

Un manifestante en medio del humo y el fuego provocado tras las protestas de la oposición en Teherán. Foto: EFEtelecinco.es
En un nuevo comunicado del líder opositor colgado en su página web, se insiste en que las protestas sean pacíficas para evitar la represión policial.
"En vuestras protestas, seguid manteniendo la calma. Creo que las Fuerzas del orden evitarán daños irreversibles. Las detenciones masivas solo producirán una mayor brecha social", ha advertido el candidato derrotado, que exige la repetición de los comicios.
El nuevo llamamiento de Musavi, que supone un desafío directo a la máxima autoridad del Estado, ha coincidido con la admisión, por parte del Consejo de Guardianes, de la existencia de irregularidades en el proceso de votación. El poderoso organismo, que debe validar los resultados, ha aceptado que en al menos cincuenta ciudades votaron muchos más ciudadanos de los censados.
Los Guardianes han aceptado, además, recontar el diez por ciento de las urnas de forma aleatoria en presencia de representantes de los candidatos, medida que la oposición considera insuficiente al exigir la repetición de los comicios.
Para este lunes, la oposición iraní tiene previsto marchar en protesta por el resultado de las elecciones presidenciales. La concentración tendrá lugar en la tarde del lunes en la plaza de Haft-e Tir y se desplazará hacia el norte a través de la avenida Valy-e Asr.
También se ha pedido a la población que una hora después encienda luces y velas en recuerdo de Neda, la joven muerta a tiros en las protestas mientras hablaba con su padre, y de los otros manifestantes que han perdido la vida durante las movilizaciones.
Irán es escenario desde hace más de una semana de manifestaciones y violentos enfrentamientos, que estallaron tras conocerse la victoria electoral, por una sorprendente mayoría absoluta, del presidente Mahmud Ahmadineyad. EPF