Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neves deposita su voto confiado en poder terminar de dar la sorpresa

El candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, ha votado alrededor de las 10:30 horas en Belo Horizonte "tranquilo" y a la espera de poder terminar de dar la sorpresa y alzarse con la Presidencia de Brasil después de que hace unos meses nadie apostara por él para derrotar a la presidenta, Dilma Rousseff.
"Estoy tranquilo, con la conciencia tranquila y la sensación del deber cumplido", ha declarado a 'O Globo' Neves a su llegada al colegio electoral donde ha votado y donde ha saludado a los electores y se ha hecho fotos con ellos.
A primera hora de esta mañana, Neves había recordado a sus votantes a través de Twitter que "llegó la hora de la gran decisión". "Muchas gracias, el cambio ya comenzó", ha añadido.
Los brasileños votan este domingo en las elecciones más ajustadas desde que se restauró la democracia en Brasil en 1985. Tras afrontar la recta final de la campaña en un alejado tercer lugar frente a Rousseff y la candidata del Partido Socialista de Brasil (PSB), Marina Silva, Neves se recuperó en el último momento y finalmente quedó segundo en la primera vuelta celebrada el pasado 5 de octubre.
Entonces, Rousseff fue la más votada con el 42 por ciento de los votos, mientras que Neves se hizo con el 34 por ciento. Los sondeos de cara a estos comicios apuntan a un empate técnico, si bien la actual mandataria partiría con ventaja, con entre el 52 y el 53 por ciento de los votos.
Datafolha pronostica una victoria con un 52 por ciento de apoyo para la candidata del PT, frente al 48 por ciento de Neves, mientras que Ibope augura un 53 por ciento de votos para Rousseff y un 47 por ciento para Neves. Ambas encuestas tienen un margen de error de más menos dos puntos porcentuales.