Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA trata hoy de lograr un consenso sobre Cuba de cara a la Asamblea General

El Consejo Permanente de la OEA trata hoy por primera vez oficialmente el futuro de Cuba en el organismo con el estudio de tres proyectos de resolución encaminados a levantar, en la próxima Asamblea General, la suspensión impuesta en 1962 a ese país.
El debate debió realizarse el viernes pasado, pero los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) decidieron aplazarlo para negociar y tratar de forjar un consenso sobre el texto que se presentará a la XXXIX Asamblea General la próxima semana en Honduras.
Las delegaciones negociaron el lunes, durante el puente del Día de los Caídos en EE.UU., y prosiguieron los contactos el martes en la sede de la OEA pero, pese a sus esfuerzos, no alcanzaron un consenso, según el embajador de Honduras ante el organismo, Carlos Sosa.
El Consejo Permanente analizará hoy tres proyectos de resolución: uno de Honduras, otro de Nicaragua y un tercero de EE.UU.
Honduras, como país anfitrión de la Asamblea General de la OEA, pide la revocación de la resolución sobre Cuba aprobada por los cancilleres hace casi medio siglo en Punta del Este (Uruguay).
Nicaragua, que también pide en una nota que se aborde el tema de Cuba el 2 de junio en la segunda sesión plenaria de la Asamblea, utiliza más calificativos al solicitar que se derogue la resolución "como un acto de justicia y de rectificación histórica hacia" la isla.
EE.UU., por su parte, admite que las condiciones que se dieron para suspender a Cuba "han cambiado esencialmente en el mundo", pero condiciona una posible revocación de la resolución al respeto de los instrumentos de la OEA por parte de La Habana, indicó Sosa el martes a periodistas tras una ronda de negociaciones.
Este planteamiento va en línea con lo que dijo la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, en el Senado de su país la semana pasada, cuando afirmó que Cuba tendrá que hacer los cambios necesarios para cumplir con los principios democráticos por los que se rige la OEA antes de volver al organismo.
El embajador hondureño señaló que existe "un consenso" sobre la necesidad de levantar la suspensión a Cuba, pero hay "divergencias" en torno al "lenguaje y los procedimientos", así como sobre "qué va a pasar en el futuro" si La Habana se reintegra al sistema interamericano.
Pese a ello, los países miembros de la OEA tratarán hoy de aprobar un texto de consenso, en la medida de lo posible, para que el proyecto de resolución, si logran sacarlo adelante, sirva de base para el debate que se producirá en la próxima Asamblea General.