Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA preguntará a la CoIDH sobre la legalidad del 'impeachment' contra Rousseff

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha anunciado este martes que preguntará a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) sobre la legalidad del 'impeachment' contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.
Almagro ha considerado que "hay dudas jurídicas en relación con el proceso (de 'impeachment') y es preciso garantizar la protección de los derechos civiles y políticos que están en la esencia del funcionamiento de la democracia".
Entre estos interrogantes el líder regional ha mencionado el hecho de que Rousseff haya sido acusada de hechos en los que han incurrido gobiernos anteriores sin que sus presidentes se enfrentaran a un juicio político: aumentar el gasto público sin autorización del Congreso.
"Lo que se argumenta es que (gobiernos) anteriores han hecho lo mismo pero con menos dinero y por menos tiempo, pero esta gradación no existe en el Derecho, en el Derecho solo existe la tipificación", ha sostenido el ex canciller uruguayo.
Almagro también ha señalado como "problema estructural" el elevado número de legisladores investigados por corrupción que están actuando como jueces en el 'impeachment'. A este respecto ha mencionado al ya ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, que ha sido cesado por beneficiarse del cargo.
El secretario general de la OEA ha hecho estas declaraciones tras reunirse con Rousseff en el marco de su visita oficial a Brasil, que ha aprovechado para reiterar sus críticas contra el 'impeachment' lanzado desde el Congreso.
El martes reiteró que un sistema presidencial como el brasileño no puede funcionar en base a la correlación de fuerzas en el Congreso, como en los parlamentarios, porque sería violar el diseño constitucional. "No se puede cambiar eso por razones políticas", enfatizó.