Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA revalida su apoyo a Ecuador y apela al diálogo

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha ratificado este viernes su respaldo al Gobierno ecuatoriano en el conflicto con Reino Unido por la situación del cofundador de Wikileaks, Julian Assange. Además, ha apelado al diálogo para resolver esta coyuntura.
En la cumbre de ministros de Asuntos Exteriores de los países miembro de la OEA, la organización ha invocado el Derecho Internacional, en concreto las resoluciones de la Convención de Viena de 1961 y 1963 sobre el estatus internacional de las legaciones, para reafirmar su apoyo a Ecuador.
En la declaración final, la OEA reprueba "cualquier intento que ponga en riesgo" la inviolabilidad de la sede diplomática ecuatoriana en Reino Unido. Rechaza que Londres ampare una hipotética intervención en la Embajada ecuatoriana en la legislación británica cuando el asunto trasciende sus fronteras nacionales.
La OEA argumenta que "dichos principios y normas constituyen reglas fundamentales para asegurar la convivencia pacífica entre todos los países que conforman la comunidad internacional".
No obstante, ha instado a los gobiernos de Ecuador y de Reino Unido a "continuar el diálogo" a fin de resolver la situación en la que se encuentra Assange, a quien Ecuador concedió el asilo político pero que no puede salir de la Embajada ecuatoriana en Londres por la orden de detención que pesa sobre él.
EEUU APRUEBA LA DECLARACIÓN
En la votación de dicho texto, Canadá fue el único de los Estados miembro que la rechazó, mientras que Estados Unidos, a pesar de las reticencias que mostró, terminó dando 'luz verde' a la declaración.
El Consejo Permanente de la OEA queda al mando de esta coyuntura, sin que los cancilleres hayan adoptado medida alguna, más allá de las sendas declaraciones emitidas en estas dos últimas semanas en las que certifica su respaldo a Ecuador.
En palabras del ministro de Exteriores de Chile, Alfredo Moreno, la declaración es "aceptable para la mayoría de sus representantes", ya que traslada "la solidaridad y el respaldo" de la OEA al Gobierno de Rafael Correa.
En este sentido, el titular de la cartera de Exteriores de Perú, Rafael Roncagliolo, se ha mostrado satisfecho por la postura de la OEA y por su capacidad para sobreponerse a las diferencias existentes en el seno de la organización.
En la misma línea que en anteriores ocasiones, su homólogo ecuatoriano, Ricardo Patiño, ha ensalzado el "ejemplo de unidad latinoamericana y caribeña" que ha supuesto esta declaración. Asimismo, se ha aprestado a iniciar conversaciones bilaterales con Reino Unido, máxime tras "esta resolución de respaldo".
LONDRES NIEGA LAS AMENAZAS
Por su parte, Reino Unido, presente en la cumbre de la OEA en calidad de país observador, ha negado que haya amenazado con irrumpir en la Legación ecuatoriana en Londres y detener a Assange. De acuerdo con el enviado británico, Phillip Barton, "en ningún momento" Reino Unido ha realizado tales amenazas.
Suecia reclama la extradición de Assange por las causas pendientes que tiene con la Justicia por los delitos de violación en grado menor, coerción ilegal y acoso sexual.
Sin embargo, el cofundador de Wikileaks aduce que, de ocurrir así, Suecia le extraditaría a Estados Unidos, donde haría frente a un proceso judicial por revelar cientos de miles de cables diplomáticos y documentos oficiales.
En respuesta a estas alegaciones, las autoridades suecas han asegurado que no extraditarán a Assange en caso de que pueda ser condenado a la pena de muerte. Australia, de donde es natural Assange, no ha clarificado su postura, mientras que Reino Unido se niega a ofrecer un salvoconducto a Assange para que pueda viajar a Ecuador.