Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS advierte que el AH1N1 es el virus dominante de la gripe en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aconsejado este viernes a los países del Hemisferio Norte que se preparen para una segunda oleada de la gripe A, y ha advertido que en estos momentos el AH1N1 es el virus dominante de la gripe que predomina en la mayor parte del mundo.
"Las pruebas realizadas en numerosos lugares con brotes demuestran que el virus pandémico H1N1 se ha establecido rápidamente y ahora es la cepa dominante de gripe en la mayor parte del mundo", ha señalado la OMS en un documento difundido este viernes
"La pandemia continuará en los próximos meses ya que el virus continúa moviéndose entre poblaciones susceptibles de infectarse", ha agregado la OMS.
El organismo subraya que, aunque la mayoría de los casos serán leves, habrá un incremento de enfermos graves que supondrán una carga para los sistemas sanitarios.
"Un gran número de personas en el mundo sigue siendo susceptible de infectarse. E incluso si sigue el actual patrón de enfermedad leve, el impacto de la pandemia durante la segunda oleada puede ser peor a medida que haya más afectados", señaló la OMS en un documento difundido esta tarde.
Afirma que el gran número de personas enfermas que requieran cuidaos intensivos será "el asunto más urgente para los servicios de salud, creando presiones que podrán superar a estas unidades de vigilancia intensiva y posiblemente entorpeciendo la provisión (de las Ucis) para otras enfermedades".
Debido a que una de las manifestaciones más graves de esta gripe A H1N1 es la infección pulmonar y las dificultades respiratorias graves, que requieren de esas unidades intensivas para salvar vidas, la OMS recomienda que se adopten medidas preparatorias para "anticipar esta mayor demanda de unidades de cuidados intensivos".
El organismo recuerda que los grupos más vulnerables son las embarazadas, y las personas con ciertas patologías, como enfermedades respiratorias, entre ellas asma, cardiovasculares, diabetes e inmunodeprimidas.
La obesidad también es un factor agravante, y la OMS recuerda que esta patología actualmente es "una epidemia global".
También cita estudios que señalan un mayor riesgo de hospitalización y fallecimiento para poblaciones indígenas.
Sin embargo, señala que la coincidencia de la gripe A con el virus del Sida no es un factor agravante, mientras esos pacientes estén tomando antiretrovirales.