Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos ONG piden al TPI que reabra la investigación contra Reino Unido por torturas durante la guerra de Irak

Un grupo pro Derechos Humanos y una firma de abogados británica han elevado una petición al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que investigue si el Ejército británico torturó a prisioneros de guerra iraquíes como apuntan las conclusiones de un extenso análisis efectuado por ambas organizaciones.
El ministro de Exteriores británico, William Hague, ha respondido tachando esta petición de "innecesaria" y garantizando que cualquier abuso realizado por las tropas, cuyo comportamiento responde "al más elevado estándar" será investigado convenientemente por las autoridades competentes de Reino Unido.
El informe, emitido conjuntamente por el Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR) y la organización Abogados para el Interés Público (PIL), con sede en Birmingham, recomienda a la Oficina del Fiscal del TPI que concluya la investigación iniciada en 2006 en la que se descubrió, en principio, la existencia de "una base razonable para creer que las fuerzas británicas en Irak habían cometido asesinatos y abusos contra los prisioneros iraquíes", según el resumen del texto.
Hasta hoy, más de 400 antiguos detenidos iraquíes han alegado ante el PIL que fueron objeto de maltratos durante los cinco años de estancia de las fuerzas británicas en Irak (2003-2008). De estas declaraciones, ambas organizaciones han seleccionado 85 casos representativos que se recogen en la petición que han formulado al Tribunal Penal Internacional.
En su momento, el TPI eludió intervenir al considerar que las investigaciones iniciales no concretaron el suficiente número de casos de abuso --en total menos de veinte-- como para justificar una investigación formal. Sin embargo, la Fiscalía del TPI se ha declarado dispuesta en numerosas ocasiones a reanudar su investigación en el caso de que aparecieran nuevos datos.
En respuesta, el ministro de Exteriores británico, William Hague, ha declarado a la cadena Sky News que la petición del ECCHR/PIL es "innecesaria". "Las fuerzas armadas británicas responden al más elevado estándar de comportamiento, así que rechazamos cualquier alegación de abuso sistemático", indicó.
"Hemos investigado e investigaremos cualquier alegación sustanciada sobre esto tipo de casos. No es necesario que intervenga el TPI. Estos casos están siendo investigados dentro de las fronteras de Reino Unido a través de un proceso muy detallado y exhaustivo", indicó.
El ministro se refería a la labor del Equipo de Alegaciones Históricas en Irak (IHAT, por sus siglas en inglés), que investiga los delitos cometidos contra los civiles iraquíes por las tropas británicas, que prevé completar para el año 2016 sus pesquisas sobre el comportamiento general de los soldados.