Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ONG denuncia el sacrificio de niños en Uganda para dar "buena suerte" electoral

Niños en Ugandatelecinco.es

Una organización caritativa ha denunciado al menos seis casos de mutilación y asesinato de niños como sacrificios de "buena suerte" en las recientes elecciones celebradas en Uganda.


"Los casos de sacrificio de menores son corrientes durante el periodo electoral, ya que la gente cree que los sacrificios de sangre traerán riqueza y poder", ha denunciado Shelin Kasozi, de Kyampisi Childcare Ministries (KCM), una organización que atiende a supervivientes de intentos de sacrificio de menores.
Según Kasozi, los casos se produjeron entre octubre y febrero en los distritos de Ssembabule, Mukono, Buikwe y Mubende, en el centro de Uganda. Algunos sospechosos han sido detenidos pero los casos aún no están en los tribunales, ha precisado.
El presidente Yoweri Museveni se impuso en las elecciones del 18 de febrero, tras 30 años en el poder en una votación criticada por Estados Unidos y la Unión Europea. Los ugandeses también votaron en elecciones municipales y parlamentarias.
Moses Binoga, coordinador del grupo de trabajo contra el tráfico de personas en el Ministerio del Interior, ha señalado que ha habido casos de menores desaparecidos durante el periodo electoral, pero no ha podido confirmar las informaciones de KCM y ha incidido en que la investigación está en curso.
Según el responsable, en 2015 se registraron en el país siete casos de sacrificios de niños y otros seis de adultos, en comparación con los nueve menores y cuatro adultos sacrificados en 2014. Binoga ha indicado que se encontraron los cuerpos mutilados de niños y adultos, algunos con el corazón o el hígado arrancado. En dos casos registrados el año pasado, faltaban las cabezas, ha precisado.
En un caso de 2012, Hanifa Namuyanja, de 82 años, fue condenado a 15 años de cárcel por participar en el sacrificio de su nieta Shamim Nalwoga. La Policía encontró el cuerpo de la niña con la lengua y los ojos arrancados y los genitales mutilados, según se reveló en el juicio.
Naciones Unidas denunció el año pasado que los ataques contra los albinos en África van en aumento, en relación con la creciente demanda de personas con aspiraciones políticas de partes del cuerpo valoradas en la magia negra de cara a ganar elecciones.