Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 100 ONG piden a los líderes europeos que rechacen la propuesta de control de inmigración

Una coalición integrada por más de 100 organizaciones no gubernamentales ha solicitado a los líderes de la Unión Europea que rechacen la propuesta de control de inmigración planteada por la Comisión Europea por considerar que socava la credibilidad y autoridad del bloque comunitario en la defensa de los Derechos Humanos.
Organizaciones como Amnistía Internacional, Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR), Oxfam, Sos Racismo y Human Rights Watch, entre otras, han mostrado su condena por la propuesta de política de inmigración presentada por la Comisión Europea y han reclamado que los líderes del Consejo Europeo la rechacen en la cumbre de este martes.
En un comunicado, las organizaciones han explicado que el nuevo plan fue presentado por la Comisión Europea a comienzos de junio y que está inspirado en el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, un pacto que ya "ha dejado a miles de personas varadas en Grecia en condiciones inhumanas y degradantes".
"Esto ha afectado en particular a las niñas y a los niños, miles de menores no acompañados que han sido encerrados en centros de detención en las islas u obligados a dormir en celdas policiales", han asegurado las ONG.
En opinión de esta alianza de ONG, la propuesta de la Comisión Europea ignora todas "las evidencias" que ponen de manifiesto que las estrategias de disuasión de la inmigración son "ineficaces". "Este nuevo acuerdo no sólo será un fracaso en frenar el modelo de negocio de las mafias sino que también aumentará el sufrimiento humano al obligar a las personas a buscar rutas más peligrosas para llegar a Europa", han afirmado las ONG.
Además de rechazar la propuesta de la Comisión Europea, las organizaciones han exigido que los líderes europeos desarrollen "una estrategia sostenible a largo plazo y basada en las evidencias para la gestión de la migración, en consulta con la sociedad civil y personas expertas en la materia" y que "faciliten la migración segura abriendo y reforzando los canales seguros y legales hacia Europa para aquellas personas que necesitan protección internacional y para otras personas migrantes, a través del reasentamiento, programas de admisión humanitaria, reunificación familiar, visados para educación y movilidad laboral".
Además, han emplazado a los miembros del Consejo Europeo a excluir "cualquier tipo de condicionalidad basada en indicadores de control migratorio en la asignación de Ayuda de Desarrollo a terceros países" y a poner fin "a todas las readmisiones o traslados de personas" a terceros países que vulneran o corren "el riesgo de vulnerar los derechos fundamentales y el estado de derecho, incluso el principio de no devolución".
En esta misma línea, les han solicitado a los dirigentes de la UE que garanticen la "transparencia" en el desarrollo de cualquier instrumento para gestionar la migración y la rendición de cuentas sobre las violaciones de Derechos Humanos derivadas de las políticas migratorias de la UE y que "se comprometan con una política y acción exterior enfocadas a prevenir y desbloquear crisis de larga duración".
Las organizaciones no gubernamentales han subrayado que, a pesar del compromiso de respetar el principio de no-devolución, "no hay previsión de salvaguardar los Derechos Humanos, los estándares del Estado de Derecho y el establecimiento de mecanismos de protección".
"Como resultado, las personas corren el riesgo de ser deportadas a países donde sus derechos no son garantizados", han advertido las organizaciones firmantes, antes de dejar claro los acuerdos sobre migración con países en los que las violaciones de Derechos Humanos son "habituales" serán "contraproducentes" a largo plazo.
PERPETÚAN EL CICLO DE ABUSO Y REPRESIÓN
Estos acuerdos continuarán "socavando los Derechos Humanos en todo el mundo y perpetuarán el ciclo de abuso y represión que provoca la huida", han argumentado las ONG. Las organizaciones europeas firmantes también han manifestado su "preocupación" por la "reorientación" de la Ayuda al Desarrollo, que, con el acuerdo actual, "estará dirigida fundamentalmente a contener la migración".
Este nuevo plan comunitario, según las ONG, propone el uso de la ayuda, el comercio y otros fondos para reducir el número de inmigrantes que llegan a las costas de la Unión Europea. "Ésta es una contradicción inaceptable. El compromiso de la UE con la cooperación al desarrollo está basado en erradicar la pobreza. La Ayuda es para el beneficio de las personas necesitadas, y no debería ser utilizada como un chantaje para el control migratorio", han asegurado las organizaciones en su declaración conjunta.
En España, las organizaciones firmantes del comunicado han exigido al nuevo Gobierno que asuma un compromiso firme y concreto con las personas refugiadas, después de que el 20 de junio, Día Mundial del Refugaido, una quincena de ONG pidieran ante el Congreso un compromiso unequívoco de todas las fuerzas políticas con este coletivo.