Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU culpa al Gobierno mexicano de no hacer suficiente para proteger "el derecho a la vida"

El relator especial de Naciones Unidas para ejecuciones arbitrarias, sumarias o extrajudiciales, Christof Heyns, ha culpado este lunes al Gobierno mexicano de no haber hecho lo suficiente para proteger el derecho a la vida en el país, desde la misión en la que el organismo, en 2013, les entregó sus recomendaciones.
"Las ejecuciones extrajudiciales y el excesivo uso de la fuerza por parte de los agentes de seguridad aún persisten", ha lamentado Heyns, en un informe de seguimiento presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre las medidas que el Gobierno mexicano habría tenido que haber puesto en marcha para seguir las recomendaciones del organismo.
"Las medidas de protección siguen siendo insuficientes e ineficaces", ha añadido, antes de continuar: "La impunidad y la falta de rendición de cuentas ante las violaciones del derecho a la vida siguen siendo un importante desafío, así como la ausencia de reparación a las víctimas".
El país aún necesita "medidas adicionales" y debería "poner en marcha por completo" todas las recomendaciones de la agencia para "garantizar mejor la protección del derecho a la vida", con especial hincapié, indica, en la seguridad.
Sin embargo, el relator ha aplaudido los pasos que sí ha dado el Gobierno "en un intento por reducir los homicidios, afrontar la impunidad, reducir la militarización de la seguridad pública, mejorar la coordinación institucional y la recopilación de información en las investigaciones de violaciones de los Derechos Humanos y proveer de protección legal a los grupos vulnerables".