Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU urge a México a "hacer frente" a la "grave situación carcelaria"

Naciones Unidas ha condenado la matanza ocurrida en el centro penitenciario de Topo Chico y ha urgido a las autoridades mexicanas a "hacer frente" a la "grave situación carcelaria" para evitar que hechos como estos se repitan.
Las oficinas mexicanas contra la Droga y el Delito (UNODC) y del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU-DH) han hecho un llamamiento "a las instituciones competentes para analizar las causas estructurales que dieron origen a los graves hechos ocurridos en Topo Chico".
"Exhortamos a tomar las medidas necesarias para prevenir situaciones similares en un futuro, investigar los hechos ocurridos de manera diligente, procesar a las personas que resulten responsables de los mismos y proveer información fidedigna a las familias de las víctimas", han pedido como primer paso.
Sin embargo, han considerado urgente que las autoridades mexicanas "hagan frente de manera conjunta y decidida a una grave situación carcelaria donde se combinan la violación de los Derechos Humanos de las personas privadas de libertad y las debilidades de la política de rehabilitación y reinserción".
Las agencias de la ONU han subrayado que, "frente a este reto, es fundamental tener presente que al privar a una persona de su libertad el Estado tiene la obligación de proteger su vida e integridad". Así, han alentado a México a "continuar reforzando las políticas penitenciarias bajo un enfoque de reinserción social y garantía a los Derechos Humanos".
"De igual forma, llamamos a fortalecer la gestión penitenciara desde una perspectiva de justicia y Estado de Derecho que permita garantizar los estándares mínimos para el tratamiento de las personas privadas de la libertad y otras normas internacionales aplicables", han apuntado.
"Es especialmente importante considerar que el personal que labora en las prisiones cuente con formación especializada y conocimientos adecuados para su gestión, desde la perspectiva de Derechos Humanos y con esquemas de protección de sus propios derechos", han indicado.
EL MOTÍN
Según el relato del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, el motín comenzó a las 23.30 horas del miércoles con "un enfrentamiento" entre dos presos, identificados como Iván N, alias 'El Credo', y Pedro N, alias 'El Z-27', que se saldó con 49 muertos.
De acuerdo con testigos consultados por diarios locales, en el interior del centro penitenciario se registraron "detonaciones" e "incendios", así como una "fuerte movilización" policial para poner fin a los altercados, que duraron unas dos horas.
Varios vecinos relataron que un grupo de presos se hizo con el control de uno de los pabellones y lo incendió para distraer la atención de las fuerzas de seguridad y huir. Rodríguez asegura que no hubo ninguna fuga.