Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU aplaude la colaboración multilateral en Malí tras el accidente del avión de Swiftair

La Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) ha aplaudido la "buena colaboración" registrada en las últimas semanas en Malí entre los distintos países y organizaciones que han enviado personal a la zona donde, el pasado 24 de julio, se estrelló un avión de la compañía española Swiftair con 118 personas a bordo.
La misión de la ONU ha confirmado en un comunicado su retirada completa del lugar y ha dado así por culminado un proceso que comenzó de forma "progresiva" el pasado 31 de julio. Durante los días en que los 'cascos azules' permanecieron en la zona del siniestro, cerca de Gossi --norte de Malí--, su principal labor fue la de asegurar el perímetro en "colaboración" con militares franceses.
En total, "más de 200 trabajadores de la MINUSMA han participado" en la misión sobre el terreno, sin contar el apoyo logístico terrestre y aéreo enviado desde Bamako y Gao. Estos efectivos se han sumado también personal de otros países, como Países Bajos, Argelia o España, que perdió a seis de sus ciudadanos en el siniestro.
Tras la salida de los enviados internacionales y la finalización de los trabajos de los "investigadores", las autoridades malienses se han quedado al cargo del lugar donde se estrelló el avión, operado por la compañía Air Algerie.
Para la ONU, "este dramático episodio ha permitido subrayar una vez más la buena colaboración y coordinación entre la MINUSMA, la fuerza Serval y las autoridades malientes en la gestión de una crisis brutal".