Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena el asesinato de un parlamentario a manos de Al Shabaab

La Misión de Naciones Unidas de Asistencia para Somalia (UNSOM) ha condenado este martes el asesinato a manos de la milicia islamista Al Shabaab del parlamentario Abdeasis Isaaq Mursal, un día después de matar a otro parlamentario y herir a un tercero en un atentado con coche bomba en la capital, Mogadiscio.
"Lamento profundamente las informaciones sobre la muerte de Mursal y condeno este asesinato en los términos más firmes", ha dicho el director de la UNSOM, Nicholas Kay, quien es además representante especial de la Secretaría General de la ONU en el país.
"Estoy preocupado por los últimos ataques registrados en Mogadiscio. Mantenemos nuestro apoyo al pueblo somalí y a sus representantes en su trabajo por satisfacer sus deseos y aspiraciones de un futuro estable y en paz", ha agregado.
Por último, Kay ha afirmado que "los responsables de estos terribles crímenes no tienen nada que ofrecer a la población salvo violencia e inseguridad". "Pido a las autoridades que investiguen estos ataques y lleven a los responsables ante la justicia lo antes posible", ha remachado.
Las potencias occidentales temen que el caos se apodere del país, que sufrió dos décadas de guerra civil y anarquía tras el derrocamiento de Siad Barre en 1991, y se convierta en un terreno favorable para milicias islamistas.
El diputado Dahir Amín Jesow ha declarado que Mursal fue asesinado en la puerta de su casa, en el distrito de Medina de Mogadiscio. "Hombres armados le dispararon varias veces en el pecho y la cabeza. Ha muerto en el acto", ha añadido Jesow.
El primer ministro de Somalia, Abdiweli Sheij Ahmed, ha afirmado que la violencia no detendrá los esfuerzos del Gobierno por conseguir la paz. "El uso del terror solo va a servir para unir y reforzar nuestra determinación", ha concluido.
CASTIGO A LA "INVASIÓN CRISTIANA"
La organización Al Shabaab, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, ha declarado que con los asesinatos han querido enviar un mensaje al presidente del país, Hasán Sheij Mohamed, apoyado por Occidente y que ha acudido este martes a clausurar una conferencia de tres días sobre la mejora de la seguridad en la capital.
"Es una prueba de que no pueden, ni podrán nunca, hacer nada por la seguridad. Se producirán asesinatos más importantes", ha comunicado el portavoz militar del grupo terrorista, el jeque Abdiasis Abú Musab.
Al Shabaab ha comunicado que el coche bomba del lunes era un castigo contra los diputados que han respaldado "la invasión cristiana de Somalia", en referencia al apoyo que recibe Mogadiscio de los países occidentales y miembros de la Unión Africana que han enviado tropas al país para combatir contra grupos rebeldes.
El año pasado, Al Shabaab reivindicó la autoría del asalto a un centro comercial en Nairobi, capital de Kenia, en el que 67 personas perdieron la vida.
La organización terrorista fue expulsada de la capital en 2011, aunque desde entonces ha emprendido una campaña de atentados que pretende derrocar al Gobierno e imponer una versión estricta de la ley islámica en Somalia.