Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide a las partes en conflicto en Afganistán que respeten el Ramadán

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha hecho este lunes un llamamiento a las partes en conflicto en el país a respetar el mes de Ramadán y "permitir a las familias afganas estar en paz".
En su comunicado, la UNAMA ha expresado "sus mejores deseos por el mes sagrado de Ramadán", destacando que "es un momento de reverencia y paz" y deseando que la población "use este tiempo para mostrar reflexión, paciencia y tolerancia".
Así, ha dicho que "el Ramadán, con un espíritu de paz y compasión, puede ayudar a allanar el camino para una paz sostenible en Afganistán", reiterando su apoyo "al pueblo afgano en su búsqueda de seguridad, estabilidad y prosperidad".
El comunicado ha sido publicado con motivo del primer día del Ramadán, que se extenderá hasta el 6 de julio, en un momento en el que los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los talibán se han recrudecido.
Las fuerzas de seguridad afganas han sufrido un incremento en las bajas después de hacerse con el control de las operaciones en el país a principios de 2015, con cálculos oficiales hablando de cuatro soldados muertos cada día de media.
Sin embargo, en las últimas semanas el balance de muertos se ha disparado, poco después de que los talibán anunciaran a mediados de abril su ofensiva de primavera, la denominada operación 'Omari', bautizada así en homenaje al antiguo líder del grupo integrista, el mulá Mohamed Omar.