Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU denuncia los ataques del Gobierno contra civiles y el uso masivo de las violaciones

Asegura que el país vive una de las situaciones "más horribles del mundo" en materia de Derechos Humanos
La Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha elaborado un informe en el que denuncia que la mayoría de ataques contra civiles perpetrado en 2015 han sido obra del Gobierno y de sus milicias aliadas y que todas las fuerzas enfrentadas están utilizando de forma masiva las violaciones como "arma de guerra".
El documento describe una "multitud" de "horribles" violaciones de derechos humanos y denuncia que el Ejecutivo ha llevado a cabo una política de "tierra quemada" y actuando de forma deliberada contra los civiles con "asesinatos, violaciones y pillaje".
El informe de Naciones Unidas señala que "todas las partes" implicadas han incurrido en "formas de violencia grave y sistemática contra civiles" desde que comenzó el conflicto en diciembre de 2013 pero deja claro que los "actores estatales son los que más responsabilidad tienen por lo sucedido en 2015, "dada la debilidad de las fuerzas opositoras".
El análisis de Naciones Unidas pone de manifiesto que el nivel de violencia sexual es "particularmente estremecedor", con más de 1.300 denuncias de violación registradas de abril a septiembre de 2015 en solo uno de los diez estados del país, en Unidad.
"Fuentes fiables indican que los grupos aliados del Gobierno están siendo autorizados a violar a mujeres como pago de sus sueldos pero los grupos de oposición y las bandas criminales también están atacando a las mujeres y las niñas", ha denunciado la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
"El nivel y los tipos de violencia sexual, principalmente por parte de las fuerzas gubernamentales SPLA y las milicias afiliadas, son descritos con detalles devastadores y brutales, toda vez que hay una actitud trivial y calculada por parte de los que asesinan a los civiles y destruyen propiedades y bienes", ha denunciado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, en un comunicado.
Tras advertir de que la cantidad de violaciones y violaciones en grupo descritas en el informe podrían ser solo "una instantánea del total real", Zeid ha subrayado que la situación de Sudán del Sur es "una de las más horribles del mundo" en materia de Derechos Humanos, con un "uso masivo de la violación como arma de guerra e instrumento del terror", sucediendo todo ello "más o menos fuera del radar internacional".
El informe hecho público por Naciones Unidas ha sido elaborado por un equipo de evaluación enviado por Zeid a Sudán del Sur desde octubre de 2015 hasta 2016, en cumplimiento de una resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
El trabajo analiza principalmente los estados más afectados por la violencia, Unidad y Alto Nilo, así como los estados de Equatoria Central y Occidental, también afectados por el conflicto entre las fuerzas del Gobierno y los rebeldes.