Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide la misma "determinación" para lograr la paz en Oriente Próximo que para el canje de prisioneros

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, ha instado este lunes a israelíes y palestinos a extrapolar la misma "determinación" puesta en práctica con el canje de prisioneros entre Hamás y el Gobierno de Israel a las negociaciones mediante las cuales se debe lograr una "paz duradera" en la zona.
Durante un encuentro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Pascoe ha enmarcado el intercambio de prisioneros dentro de un acuerdo "político" y ha destacado la importancia de este diálogo para resolver cuestiones "humanitarias" y tomar "decisiones difíciles".
La milicia Hamás y el Gobierno de Benjamin Netanyahu anunciaron hace dos semanas un acuerdo por el que el soldado Gilad Shalit, capturado en junio de 2006 en la Franja de Gaza, quedó en libertad la semana pasada. A cambio, Israel se comprometió a excarcelar a más de mil presos palestinos, de los cuales 477 abandonaron la prisión durante una primera fase.
"Reclamamos que esta misma determinación se aplique a la cuestión más importante, la búsqueda de una paz duradera", ha dicho Pascoe, tras un año sin que israelíes y palestinos se sienten a negociar un posible acuerdo de paz.
Representantes de las dos partes se verán el próximo miércoles con enviados del Cuarteto para Oriente Próximo, de cara a tratar de relanzar las conversaciones. El secretario general adjunto de la ONU ha abogado por que israelíes y palestinos acudan a estos encuentros dispuestos a negociar y a plantear propuestas serias, ya que, de lo contrario, "se profundizará" el estancamiento y aumentará "el nivel de confrontación y el grado de desconfianza".
Pascoe se ha dirigido de forma particular al Gobierno israelí para pedirle que, tras el acuerdo con Hamás, también dé nuevos pasos que permitan mejorar las condiciones de vida en la Franja de Gaza. En este sentido, ha solicitado el libre movimiento de personas en ambas direcciones, permisos para exportaciones o la entrada de materiales de construcción en el territorio costero, si bien ha apostillado que Israel tiene "preocupaciones de seguridad legítimas".
A la comunidad internacional, Pascoe le ha reclamado un "papel activo" dentro del proceso y que colabore en la resolución de asuntos como la "ocupación" israelí y la creación de un Estado palestino "independiente y viable" junto a Israel.