Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU avala la extensión de los límites marinos de Argentina en el Atlántico Sur

La 40º Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) ha aprobado por unanimidad la petición argentina de extensión sobre el límite exterior de la plataforma continental, que incluye las islas Malvinas, las demás islas del Atlántico Sur y la Antártida.
La comisión ha reconocido un pedido de extensión de la plataforma continental basado en un estudio realizado en 2009 durante el Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner que asigna a Argentina 1.700.000 kilómetros cuadrados --un 35 por ciento más que la superficie actual-- entre las 200 millas marinas y el límite exterior.
"La demarcación del límite exterior de la plataforma continental constituye un verdadero ejemplo de política de Estado en donde se ha trabajado con profesionalismo durante casi 20 años con el propósito de reafirmar nuestra presencia, preservar nuestros recursos y reafirmar nuestros derechos soberanos en una zona política, económica y estratégicamente tan importante como el Atlántico Sur", ha señalado al diario 'Clarín' la ministra de Exteriores argentina, Susana Malcorra.
La decisión de la comisión supone una victoria diplomática para Argentina, ya que la ONU acepta que existe una disputa sobre las islas del Atlántico Sur. Sin embargo, el país no ejercerá sus derechos sobre los territorios y espacios marítimos que Reino Unido administra desde 1833.
"Esta es una ocasión histórica para Argentina. Hemos dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental: el límite más extenso de Argentina y nuestra frontera con la humanidad", ha apostillado Malcorra.
"Estamos reafirmando nuestros derechos de soberanía sobre los recursos de nuestra plataforma continental: minerales, hidrocarburos y especies sedentarias", ha subrayado la canciller.
Argentina llevaba trabajando en esta petición a la ONU desde 1995, aunque el documento se terminó y se presentó en 2009, durante el Gobierno de Fernández de Kirchner.