Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU aplaude la condena a cadena perpetua contra el expresidente de Chad Hissène Habré

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha aplaudido este lunes la condena a cadena perpetua contra el expresidente de Chad Hissène Habré por crímenes contra la Humanidad.
"Tras años de lucha y muchos reveses en el camino de la justicia, este veredicto es histórico y ha sido ganado duramente. Espero sinceramente que hoy, al menos, las víctimas de Habré experimenten algún tipo de alivio", ha dicho en su comunicado.
En el mismo, ha apuntado que "en un mundo marcado por un flujo constante de atrocidades, las ramificaciones de este veredicto son globales". "Pese a que puede ser apelado, envía el claro mensaje a los responsables de graves violaciones de los Derechos Humanos de que nadie está por encima de la ley", ha agregado.
Así, Al Hussein ha manifestado que "tras las condenas por parte de otros tribunales del expresidente (de Liberia) Charles Taylor y del líder serbio Radovan Karadzic, la sentencia contra Habré muestra que incluso los jefes de Estado y otros líderes que cometan crímenes terribles rendirán cuentas".
"Aplaudo el acuerdo histórico entre Senegal y la Unión Africana (UA) que permitió que este caso fuera celebrado. Es un ejemplo excelente de liderazgo regional y de propiedad en la lucha contra la impunidad contra los crímenes internacionales", ha remachado.
En su veredicto, las Cámaras Africanas Extraordinarias (CAE), presididas por el juez Gberdao Gustave Kam, han sostenido que Habré tuvo un "conocimiento íntimo y amplio de los crímenes" cometidos mientras estuvo en el poder y que fue "miembro de esta empresa criminal".
Además de por crímenes contra la Humanidad, se le ha condenado por tortura, violación, tratamiento inhumano, esclavitud forzada y ejecución sumaria, pero ha sido absuelto del cargo de crímenes de guerra. Habré tiene ahora 15 días para apelar la sentencia.
La defensa del expresidente ha criticado la condena. "No se ha presentado ninguna prueba y nosotros, como abogados de la defensa, nos hemos esforzado por probar la inocencia del presidente Habré (...). Por ello, solo podíamos esperar un veredicto de absolución", ha señalado uno de los tres abogados, Mbaye Sène.
EL PROCESO CONTRA HABRÉ
Habré, que gobernó Chad entre 1982 y 1990 antes de ser derrocado por el actual mandatario, Idris Déby, estaba siendo juzgado por los cargos de crímenes contra la Humanidad, tortura y crímenes de guerra durante su mandato. El fiscal había pedido cadena perpetua.
El expresidente se refugió en Senegal tras ser derrocado y fue detenido en Dakar en junio de 2013, tras una larga batalla legal entre las víctimas de sus abusos y sus abogados. Tras ello, fue inculpado en julio de 2013 ante el tribunal extraordinario creado en Senegal bajo los auspicios de la UA.
El juicio contra Habré, el primero en el mundo en el que un tribunal de un país procesa a un antiguo mandatario de otro por presuntos crímenes contra los Derechos Humanos, comenzó en julio de 2015 y terminó el pasado 11 de febrero. Además, según ha resaltado Human Rights Watch (HRW), es el primer proceso de justicia universal en África.
La Comisión de la Verdad de Chad acusó en 1992 al Gobierno de Habré de torturar de forma sistemática y denunció que 40.000 personas murieron durante su mandato. La mayoría de los abusos fueron cometidos por la Dirección de Documentación y Seguridad (DDS), la policía política del régimen cuyo máximo responsable dependía directamente de Habré.