Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU da la voz de alarma sobre la situación alimentaria de los desplazados en Irak

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) ha mostrado, a través de un comunicado publicado este lunes, su preocupación sobre las "terribles condiciones" en las que viven las más de 85.000 personas que han tenido que abandonar la ciudad de Faluya y sus alrededores en Irak.
"La gente de Faluya ha estado sufriendo el sitio de la ciudad durante muchos meses sin acceso a comida o a cuidados médicos. La prioridad ahora es llegar a ellos con comida y otros tipos de asistencia humanitaria", ha declarado la directora del PMA en Irak, Maha Ahmed.
Desde que comenzaron las operaciones militares para retomar Faluya de manos del Estado Islámico el pasado 22 de mayo, miles de personas han abandonado la ciudad y sus alrededores para acabar en pequeños campos donde las condiciones son muy duras y muchas familias se ven obligadas a compartir tiendas de campaña sobrepobladas, otros vagan por el desierto o buscan cobijo en mezquitas, según ha informado el PMA.
"Estamos trabajando junto a socios humanitarios para poder asegurar que se entrega a las familias la ayuda de la manera más rápida posible", ha añadido Ahmed.
Más de tres millones de iraquíes se han visto obligados a desplazarse desde mediados de junio de 2015 a causa del conflicto. Con ayuda de sus socios, el PMA ha logrado distribuir una primera tanda de alimentos a alrededor de 75.000 personas que están llegando a los campos localizados en la ciudad de Habbaniya.
El PMA está financiado por las aportaciones voluntarias de los estados, compañías y personas y ha asegurado en su comunicado que para poder ayudar durante seis meses más, necesita un total de 34 millones de dólares (alrededor de 30 millones de euros).