Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN ofrece a Alemania y Turquía organizar una visita de diputados a la base de Konya para zanjar su disputa

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha ofrecido a Alemania y Turquía organizar una visita de diputados a la base aérea turca de Konya en un intento de resolver la disputa que mantienen por el acceso a la misma.
"La base aérea de Konya es vital para las operaciones de la OTAN en apoyo a Turquía y la coalición contra Estado Islámico", ha justificado el portavoz adjunto de la Alianza Atlántica, Piers Cazalet.
Stoltenberg ha ofrecido a las autoridades alemanas y turcas "organizar una visita para los diputados a la base aérea de Konya dentro del marco de la OTAN" en "un esfuerzo por encontrar una solución" a "la cuestión del acceso", ha explicado el portavoz adjunto aliado.
"Esperamos que podemos encontrar una solución mutuamente aceptable lo antes posible", ha precisado Cazalet.
Alemania mantiene en la base de Konya entre 10 y 15 soldados que participan en los vuelos de reconocimiento y vigilancia que realiza la OTAN con su aparato AWACS en apoyo de la coalición internacional contra el Estado Islámico.
"Alrededor del 30% del personal que vuela AWACS son alemanes", han explicado a Europa Press fuentes aliadas, que han evitado confirmar si Berlín también se está planteando retirar a sus efectivos de Konya.
El Gobierno alemán ya aprobó en junio la retirada de sus 280 soldados de la base aérea turca de Incirlik y su traslado a Jordania por el veto reiterado de Ankara a la visita de sus diputados.
Las relaciones entre Turquía y Alemania se han deteriorado recientemente por las críticas de Berlín al retroceso en materia de libertades fundamentales en Turquía a raíz del golpe de Estado fallido de hace un año y el veto de Alemania al país de dirigentes políticos turcos para participar en actos de apoyo al Gobierno turco.