Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN avisa a Rusia que cumplir tratados de control de armas "es fundamental"

La OTAN ha avisado este jueves a Rusia de que "el cumplimiento de los tratados de control de armas es una cuestión seria" y "fundamental" y ha recalcado que "el tratado de fuerzas nucleares de alcance intermedio es un componente clave de la seguridad Euroatlántica" ante presuntos ensayos con misiles de medio alcance que Estados Unidos cree que Rusia ha estado llevando a cabo.
"El cumplimiento de los tratados de control de armas es un asunto serio. El tratado de fuerzas nucleares de alcance intermedio es un componente clave de la seguridad Euroatlántica y el cumplimiento de los tratados es fundamental para construir la confianza mutua, así como el aumento de la transparencia en nuestro diálogo con Rusia", ha explicado una fuente aliada.
Estados Unidos ha informado este mes a los países de la OTAN de ensayos que habría llevado a cabo Rusia con misiles de crucero que aparentemente contravendrían el tratado que prohíbe los misiles de largo alcance firmado en 1987 entre el entonces presidente, Ronald Reagan y el líder soviético, Mijail Gorbachev, según ha informado el diario 'The New York Times'.
La responsable de Control de Armas del Departamento de Estado, Rose Gottemoeller, abordó la cuestión de las pruebas rusas con misiles en una reunión a puerta cerrada en el Comité de Control de Armas, Desarme y No Proliferación en Bruselas.
"Los aliados de la OTAN consultan en todo momento sobre todos los asuntos relevantes para su seguridad", se ha limitado a explicar una fuente de la Alianza Atlántica.
Según el diario neoyorkino, Gottemoeller ha abordado de forma repetida desde principios de mayo con las autoridades rusas los ensayos con misiles, aunque éstas habrían dado por cerrado el caso tras haber asegurado que lo han investigado.
ARMAS NUCLEARES DE EEUU EN EUROPA
La OTAN ya ha dejado claro a Rusia que está dispuesta a reducir sus armas nucleares tácticas siempre que Rusia corresponda con pasos similares.
Aunque varios países como Países Bajos y Bélgica llevan años reclamando que Estados Unidos retire sus armas nucleares tácticas de suelo europeo que datan de la época de la Guerra Fría, los jefes de Estados y de Gobierno de la OTAN se comprometieron en la cumbre de Chicago, en mayo de 2012, a mantener "una combinación adecuada de capacidades de defensa nucleares, convencionales y de defensa antimisiles para la disuasión y defensa para cumplir sus compromisos" en el nuevo Concepto Estratégico de la Alianza aprobado en la cumbre de Lisboa en noviembre de 2010.
Los aliados reconocieron que "las circunstancias en las que cualquier utilización de las armas nucleares se pueda contemplar son extremadamente remotas", pero dejaron claro que "mientras existan armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una Alianza nuclear".
El especialista de la Federación de Científicos Americanos, Hans Kristensen, ha avanzado este miércoles que una nueva generación de armas atómicas estadounidenses b-61 de tipo 12 deberían llegar a la base belga de Kleine-Brogel en 2019-2020 ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados y precisó que en suelo belga hay una veintena de bombas táctiacs americanas de las 183 desplegadas en cinco países de Europa, informa el diario 'Le Soir'.
El ministro de Defensa belga, Pieter de Crem, aseguró el pasado septiembre que el Gobierno federal todavía no ha tomado una decisión formal o informal sobre la modernización de las armas nucleares en Kleine-Brogel.
Estados Unidos habría negociado acuerdos secretos con Bélgica y Países Bajos para modernizar sus bombas nucleares tácticas de tipo B-61, según reveló en septiembre la cadena de televisión holandesa KRO a partir de un informe del Tribunal de Cuentas estadounidense de mayo de 2011.