Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN abre la puerta a entrenar a las fuerzas en Irak y apoyar a la misión de la UE contra las mafias

Estados Unidos pide que la OTAN asuma un mayor papel en la lucha contra el Estado Islámico
Los ministros de Defensa de la OTAN han acordado contribuir a la formación de fuerzas iraquíes y estudiar cómo dar apoyo directo con aviones de vigilancia AWACS a la coalición internacional contra el Estado Islámico que lidera Estados Unidos en Siria e Irak y explorarán el apoyo a la misión de la UE contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo, 'Sophia'.
"Hemos decidido hoy que desarrollaremos una recomendación para el entrenamiento y la consolidación de capacidades de la OTAN en Irak. Nuestro objetivo es llegar a un acuerdo en la cumbre de Varsovia" de julio de la Alianza Atlántica, ha explicado el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa posterior a la reunión de dos días de los ministros de Defensa para allanar las decisiones de la cumbre.
La OTAN lleva varios meses ya formando a unos 300 oficiales iraquíes en Jordania en áreas como la lucha contra los artefactos explosivos improvisados apoyo a operaciones, ciberdefensa, la reforma del sector de seguridad, medicina militar, entrenamiento militar y preparación frente a emergencias civiles, pero el Gobierno iraquí ha reclamado a la OTAN "ampliar la formación al territorio iraquí".
El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés ha dicho que los efectivos españoles en Jordania se desplegarán "cuanto antes" a Besmayah, donde España lidera la formación de las fuerzas iraquíes en la lucha contra los artefactos explosivos improvisados en el marco de los esfuerzos de la coalición contra el Estado Islámico.
España, al margen de los 300 instructores que mantiene desplegados en Irak para formar a sus fuerzas en el marco de la coalición internacional contra el Estado Islámico, mantiene varios expertos artificieros para instruir a las fuerzas iraquíes en el marco de la misión de la OTAN en Jordania.
Los países de la OTAN también están estudiando como prestar "apoyo directo" a la coalición internacional que lidera Estados Unidos con aviones de vigilancia AWACS. "Nuestras autoridades militares han recibido instrucciones de presentar asesoramiento", ha explicado Stoltenberg.
La idea sería enviar aviones AWACS a Turquía y aguas internacionales del Mediterráneo Oriental, no a Irak y Siria, han explicado fuentes diplomáticas, que han precisado que los detalles se conocerán en la cumbre de Varsovia de la OTAN.
El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, ha confiado en que las decisiones para que la OTAN entrene a las fuerzas en Irak y para prestar apoyo a la coalición internacional con AWACS se materialicen en Varsovia pero ha reclamado que la Alianza Atlántica asuma un mayor papel para derrotar al Estado Islámico todavía. "Me gustaría que la OTAN haga más", ha asegurado en rueda de prensa el jefe del Pentágono, que ha insistido en que de lo que se trata es de "acelerar" la campaña contra Daesh.
Los países de la OTAN también estudian apoyar a la misión de la UE contra las mafias en el Mediterráneo Central una vez asuma sus nuevas funciones para entrenar a los guardacostas y la Marina libios y contribuir a aplicar el embargo de armas a Libia autorizado por la ONU y prevén completar para la cumbre la transformación de su actual misión antiterrorista en el Mediterráneo, Active Endeavour' que fue lanzada tras los atentados terroristas del 11-S en Estados Unidos en una misión de seguridad marítima más amplia.
"Incluirá tareas como apoyar la vigilancia, contraterrorismo y contribuir a la consolidación de capacidades. Esto también creará la plataforma adecuada para un posible papel de la OTAN en el Mediterráneo Central y podría apoyar a la operación Sophía de la UE en base a la cooperación exitosa en el Egeo", ha explicado Stoltenberg, que ha avanzado que las autoridades militares de la OTAN presentarán "pronto" sus recomendaciones para ello.
De hecho, las autoridades militares aliadas tendrán "en consideración" la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU este martes que autoriza a la misión de la UE a realizar inspecciones para controlar la aplicación del embargo de armas a Libia, ha precisado el exprimer ministro noruego, que ha saludado el visto bueno de la ONU.
El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha calificado de "una buena noticia" la "decisión importante" de la ONU porque "va a abrir una posibilidad de actuación" para la misión de la UE y ha insistido en "la posibilidad de que la OTAN intervenga o coayude en esta operación de control de lo que es la inmigración irregular" en el Mediterráneo, como "está haciendo" ya en el Egeo con "resultados notables". Morenés ha defendido que el objetivo de los esfuerzos en el Mediterráneo es "impedir una actividad criminal" como es el tráfico humano "e "impedir el tráfico ilegal de armas", algo "fundamental".
Se espera que en la cumbre de la OTAN se concrete más el apoyo eventual a Libia y las fuerzas militares de la OTAN que permanecerán sobre el terreno para seguir apoyando el entrenamiento de las fuerzas afganas y su financiación, según han avanzado fuentes aliadas.
DISUASIÓN Y PROYECTAR ESTABILIDAD EN EL SUR
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica tomarán las decisiones finales para reforzar la defensa y disuasión de la OTAN, que pasa por el despliegue de cuatro batallones multinacionales por rotación -de entre 800 y mil soldados cada uno-- en los países bálticos y Polonia para disuadir a Rusia y cuyas contribuciones finales se detallarán en la cumbre.
También aprobarán un marco para la adaptación de la Alianza Atlántica para hacer frente a las amenazas del sur, que contempla reforzar el entrenamiento de las fuerzas locales de los países del Norte de África y Oriente Próximo como Túnez y Jordania para que puedan hacer frente a las amenazas terroristas y garantizar su estabilidad.
La OTAN contempla prestar apoyo en áreas como el control de fronteras, en la lucha antiterrorista y para atajar la proliferación de armas ligeras en la región, según ha avanzado una fuente de alto nivel de la Alianza Atlántica.
El marco también contempla el refuerzo de capacidades "específicas" para hacer frente a las amenazas del sur como las operaciones especiales, las fuerzas anfibias y las capacidades de vigilancia, reconocimiento e inteligencia, en línea con las recomendaciones de las autoridades militares aliadas y que la OTAN siga realizando ejercicios "que no son exclusivamente de defensa colectiva sino también para operaciones de gestión de crisis" como lo fue el 'Trident Juncture' que acogieron España, Italia y Portugal.
Asimismo, la creación de "un hub regional" para mejorar el conocimiento de la situación en el sur dentro de la estructura de mando de la OTAN y poder "anticipar mejor y responder apropiadamente a crisis". "No es un nuevo cuartel general", ha precisado una fuente de alto nivel aliada, que no ha podido avanzar si el nuevo hub se albergará en el cuartel de Nápoles.