Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN intercepta un avión ruso que irrumpió en espacio aéreo estonio

La OTAN ha interceptado a un avión ruso que el martes irrumpió en espacio aéreo de Estonia y, por tanto, de la organización internacional, mientras sobrevolaba el mar Báltico, según ha informado este miércoles en un comunicado.
"Los radares de la OTAN detectaron y localizaron a un avión no identificado volando en los alrededores del espacio aéreo de la Alianza en el mar Báltico el pasado 21 de octubre sobre las 9.00 horas", ha detallado.
F-16 de Dinamarca y de Portugal de la Misión de Vigilancia Aérea en el Báltico de la OTAN se desplazaron hasta la zona para identificar el avión y "mantener la seguridad en el espacio aéreo aliado".
"El avión fue identificado como un IL-20 ruso que despegó de la ciudad de Kaliningrado y comenzó a volar sobre el Báltico hacia Dinamarca", ha explicado, diciendo que fue interceptado por los aviones daneses en un primero momento pero que, a medida que siguió avanzando hacia el norte fue alcanzado por aviones suecos.
El avión ruso se desvió entonces hacia el sur entrando en el territorio de Estonia cerca de la isla de Saaremaa durante al menos un minuto, "lo que supone una incursión de unos 600 metros en el espacio aéreo de la OTAN".
Entonces los aviones portugueses "hicieron contacto visual con el IL-20 y le escoltaron hasta su salida del espacio aéreo de la OTAN".
La OTAN ha denunciado que "estos vuelos suponen un riesgo potencial para la aviación civil, dado que los aviones militares rusos no suelen informar de su plan de vuelo ni usar transpondedores", lo que significa que los controladores civiles no pueden detectarlos.