Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN firma el protocolo de adhesión de Montenegro a la Alianza Atlántica

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN y el primer ministro montenegrino, Milo Djukanovic, han firmado este jueves el protocolo de adhesión a la Alianza Atlántica de Montenegro, que se convertirá en el vigésimo noveno miembro del organismo una vez que haya completado el proceso de ratificación parlamentaria en todos los países.
"Esto es un paso importante y viene en un momento histórico para Montenegro" en el décimo aniversario de su independencia de Serbia, ha subrayado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante la ceremonia de la firma del protocolo de adhesión de Montenegro.
Stoltenberg ha defendido que su entrada en la OTAN "ayudará a garantizar la estabilidad a largo plazo, la soberanía y seguridad de Montenegro" y demuestra que "la puerta de la OTAN sigue abierta" a nuevos miembros.
El secretario general aliado, quien este miércoles dejó claro que cualquier sanción o reacción de Rusia contra Montenegro por entrar en la OTAN estaría "absolutamente injustificado", ha asegurado que la firma del protocolo de adhesión "reconoce" el progreso que ha hecho el país para acometer "grandes reformas" y su participación en las operaciones de la OTAN, la UE y la ONU y ha destacado la buena cooperación regional del país con sus vecinos en los Balcanes, aunque ha subrayado la importancia de que el país "siga adelante con las reformas".
"La firma hoy del protocolo de adhesión reconoce este progreso. Desde de ahora Montenegro estará representado como invitado en las reuniones de la OTAN" aunque sin derecho a voto, ha explicado Stoltenberg, que ha confiado en que el país entre "pronto" en la OTAN como miembro de pleno derecho una vez que los parlamentos de los países aliados y de Montenegro concluyan el proceso de ratificación.
"Esto no es el final del viaje sino el inicio de un nuevo capítulo seguro en su historia", ha subrayado Stoltenberg, que ha evitado dar plazos para concluir el proceso de ratificación parlamentaria, aunque fuentes diplomáticas esperan que concluya en "un año o año y medio".
El primer ministro montenegrino ha subrayado la ceremonia "simbólica" de este jueves en la OTAN cuando el país celebra el décimo aniversario de su independencia. "Es la mejor confirmación que hemos elegido el buen camino", ha defendido, recordando la visión clara del país de entrar en la UE y la OTAN tras su independencia.
"Queremos que Montenegro sea estable, democrático y próspero en su multietnicidad e integrarnos en la comunidad euroatlántica", ha defendido Djukanovic, que ha subrayado la importancia del progreso para la sociedad del país, sobre todo para los jóvenes aunque también ha defendido que el paso dado este jueves contribuirá a reforzar la estabilidad y seguridad del conjunto de los Balcanes. "Es extremadamente importante para nuestros vecinos", ha asegurado.
El primer ministro montenegrino ha confiado en que los parlamentos de los países de la OTAN ratifiquen su entrada "lo antes posible" con el objetivo de convertirse en miembro de pleno derecho "a mediados del año que viene".
Djukanovic ha asegurado que el proceso de integración en la comunidad euroatlántica de Montenegro "es irreversible" y ha subrayado el pleno compromiso del país de "continuar con las reformas, especialmente en el área del Estado de Derecho" y lograr "resultados importantes en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado", así como para "continuar la reforma del sector de la defensa". "Montenegro va a estar listo para compartir la responsabilidad con los aliados", ha prometido.
"Vamos a garantizar el apoyo de la población para la adhesión de Montenegro a la OTAN", ha prometido el dirigente montenegrino.
En rueda de prensa posterior, el primer ministro montenegrino ha dejado claro que competerá al Parlamento decidir tras las elecciones en octubre si se somete o no a referéndum popular la entrada de Montenegro a la OTAN, aunque personalmente ha defendido que "no hay necesidad" porque la Constitución del país no obliga a ello. "Este nuevo Parlamento tomará una decisión al respecto", ha zanjado, al tiempo que ha dado por hecho que "la mayoría votaría a favor" si se celebrara hoy el referéndum.
El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha subrayado que la firma del protocolo de la adhesión "es muy importante para Montenegro y para la OTAN". "Estamos más que contentos de poder hacerlo ahora", ha asegurado.
LA OTAN, MANTIENE LA PUERTA ABIERTA
Albania y Croacia fueron los últimos países en entrar en la OTAN en abril de 2009. Georgia, Bosnia y Herzegovina y la Antigua República Yugoslava de Macedonia también aspiran a entrar.
La OTAN, que se creó en 1949 con 12 miembros fundadores -Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Portugal Reino Unido y Estados Unidos--, se ha ampliado en seis ocasiones hasta contar con los Veintiocho miembros actuales.
España entró en 1986. Previamente entraron Turquía (1952), la Alemania occidental (1955) y en 1990 entró la Alemania del Este tras la reunificación del país.
La primera ampliación al este de Europa no llegó hasta 1999 cuando entraron República Checa, Hungría y Polonia y en 2004 entraron Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia.