Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama insta desde Orlando a tomar medidas en materia de armas para evitar más "masacres"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha reunido este jueves en Orlando (Florida) con supervivientes y familiares de las víctimas del atentado del pasado domingo en la discoteca Pulse y ha insistido en que, si no se toman medidas para endurecer el acceso a las armas, "masacres" como ésta seguirán ocurriendo.
"Si no actuamos, seguiremos viendo más masacres como ésta porque elegiremos permitir que ocurran", ha advertido Obama, en declaraciones a los medios tras las reuniones. El mandatario ha lamentado que sea "fácil" para un terrorista o un desequilibrado comprar "armas extraordinariamente potentes" como el fusil automático con el que Omar Mateen mató a 49 personas.
Desde su llegada a la Casa Blanca, en 2009, el presidente ha viajado a nueve localidades del país tras tiroteos, si bien el del domingo fue el ataque más mortífero que sufre Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.
"Una vez más, como ha ocurrido muchas veces antes, he sostenido y abrazado a familiares y padres que me han preguntado: '¿Por qué sigue ocurriendo?'", ha explicado Obama, que ha llamado a actuar. "A ellos no les interesa la política, a mí tampoco", ha apostillado.
El presidente ha recordado que los dos últimos ataques terroristas perpetrados en suelo de Estados Unidos --el de Orlando y el de San Bernardino (California)-- fueron cometidos por ciudadanos norteamericanos, lo que a su juicio demostraría que hacen falta medidas más allá del enfoque "militar".
En este sentido, ha apuntado que, motivaciones aparte, "los instrumentos de la muerte fueron similares" en masacres como las de Orlando, Newtown o Aurora, por lo que ha llamado a endurecer las actuales leyes para la compra de armas y revisar, entre otros aspectos, el acceso a equipos de asalto.
HOMENAJES
Obama ha viajado a Orlando acompañado de su vicepresidente, Joe Biden, junto a quien ha depositado una ofrenda en recuerdo a las víctimas de la masacre. Ambos dirigentes han aprovechado también para hablar con agentes locales y agradecerles su respuesta al atentado, según la Casa Blanca.
El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, ha recibido a la comitiva presidencial con una camiseta negra con un corazón decorado con los colores del arcoiris. Junto a este dibujo, aparecía el lema "Orlando Unido", símbolo de la solidaridad durante estos últimos días.