Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama acepta "con pesar" la dimisión de McChrystal y nombra a Petraeus

Obama dijo que aceptar la dimisión de McChrystal es "lo correcto" tanto para el Ejército estadounidense como para la guerra en Afganistán , y aseguró que aunque ahora sea el comandante del Mando Central de Estados Unidos, general David Petraeus, quien asuma el mando en el país asiático, no habrá "diferencias en la política".
El presidente, que se entrevistó este miércoles en la Casa Blanca con McChrystal, ha elogiado su "inteligencia y dedicación" y ha subrayado que siempre acató "fielmente" las órdenes que le dio. Asimismo, consideró que "todos los americanos deberían estar agradecidos por la destacable carrera" de McChrystal.
"Es difícil perder al general McChrystal pero creo que es la decisión correcta", ha insistido Obama, subrayando la importancia de que exista coordinación entre las autoridades militares y civiles en la lucha contra los talibán y Al Qaeda en Afganistán. El presidente nombra en su sustición al hasta hora jefe del Estado Mayor norteamericano, general David Petraeus.
Duras críticas
En el artículo que publica "Rolling Stone", McChrystal se muestra muy crítico contra el enviado especial estadounidense para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, al que describe como un "animal herido" y del que afirma que teme hasta leer sus correos electrónicos. También arremete contra el embajador de EEUU en Kabul, Karl Eikenberry, por tener dudas sobre la conveniencia de enviar más tropas a Afganistán y contra el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones, al que califica de "payaso".
McChrystal quedó al frente de las tropas en Afganistán hace un año , en sustitución del general David McKiernan, quien abogaba por una estrategia más convencional en ese país. CGS