Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama llega a Vietnam para una visita de tres días

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llegado a Vietnam este lunes para una visita de tres días que podría marcar un punto de acercamiento entre ambos países, con los Derechos Humanos como uno de los asuntos principales de la agenda.
Obama se reunirá este lunes con el presidente y el primer ministro del país, Tran Dai Quang y Nguyen Xuan Phuc, respectivamente, antes de mantener un encuentro con el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong.
El Gobierno vietnamita liberó el viernes a un sacerdote católico, uno de los presos políticos más antiguos del país, de cara a la visita de Obama. Nguyen Van Ly había estado alrededor de 20 años detenido debido a su lucha a favor de la democracia y la libertad religiosa.
Los medios de comunicación controlados por el Estado no hicieron referencia a la liberación, la cual ha ocurrido en un contexto en el que Obama se plantea levantar el embargo armamentístico al que Vietnam se encuentra sometido por su falta de progreso en materia de Derechos Humanos.
Los Derechos Humanos son un asunto delicado para Vietnam y para las potencias occidentales que quieren relacionarse con uno de los países de mayor crecimiento económico en Asia, pero que persigue y encarcela a sus detractores.
El Gobierno de Vietnam ha mostrado sus deseos de que se levante el embargo armamentístico para poder mejorar las negociaciones de Defensa y tener acceso a la tecnología avanzada de Estados Unidos, aunque los expertos aseguran que se trata de una estrategia para contrarrestar la actividad marítima de China en la zona.
El viaje del presidente estadounidense al país se enmarca en una nueva gira por el continente en la que también realizará el viernes una histórica visita a Hiroshima, si bien ya ha descartado disculparse por el lanzamiento de una bomba nuclear durante la Segunda Guerra Mundial.