Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama quiere crear tres millones de puestos de trabajo

Obama, junto a Joe Biden, en una imagen de archivo. Foto: EFE.telecinco.es
El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha aumentado a tres millones sus objetivos para la creación o mantenimiento del empleo. Además, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para defender a la clase media, todo ello dentro de su agresivo programa de estímulo económico destinado a evitar una posible espiral deflacionaria.
Hace tan sólo un mes, Obama se había fijado inicialmente la meta de crear 2,5 millones de puestos de trabajo. Ahora, tras participar en una sesión informativa el pasado martes acerca de la situación de la economía estadounidense, en la que se concluyó que la recesión actual va a ser peor de lo que se creía, el demócrata ha elevado sus pretensiones.
A lo largo de 2009 se perderán cerca de cuatro millones de empleos en Estados Unidos, según esas predicciones, y el índice de paro puede rondar el 9 por ciento de la población activa, frente al 6,7 actual. Según fuentes demócratas, Obama ha instado por ello a sus asesores a pensar con "osadía" posibles soluciones.
Así, el presidente electo ha comenzado a esbozar con los líderes del Congreso, de mayoría demócrata, un plan de estímulo económico por un valor muy superior a lo pensado inicialmente y que podría rondar los 700.000 millones de dólares.
El plan prevé fomentar el empleo mediante la inversión en infraestructuras, nuevas tecnologías y energías alternativas y contaría con una serie de mecanismos para garantizar que sus fondos se usan de manera efectiva y transparente, según las fuentes.
Dentro de esa estrategia se incluye también la creación de un grupo de trabajo, encabezado por Joe Biden, vicepresidente, que tendrá como objetivo proponer medidas para fortalecer la clase media.
El grupo de trabajo tendrá como metas, entre otras cosas, la conciliación del trabajo y la vida familiar; la protección de los ingresos de las familias medias y la expansión de las oportunidades educativas.
"Mi Administración estará completamente comprometida con el futuro de las clases media y trabajadora de Estados Unidos. Estarán en el centro y serán la prioridad de nuestro trabajo en la Casa Blanca.", destacó el presidente electo al anunciar su creación.
Las clases medias, una "prioridad"
MV