Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama se reunió con el rey saudí y dio los últimos toques al discurso que pronunciará mañana

El rey Abdalá bin Abdulaziz de Arabia Saudí (dcha.) conversa con el presidente de EEUU, Barack Obama, en la Residencia Real de Riad. EFEtelecinco.es
El presidente de EEUU, Barack Obama, abordó hoy con el rey saudí Abdalá bin Abdulaziz asuntos como la situación en Oriente Medio o Irán, al tiempo que daba los últimos toques al esperado discurso que pronunciará mañana al mundo musulmán.
Obama, que llegó hoy a Riad al comienzo de una gira por Oriente Medio y Europa, se reunió con el soberano por espacio de más de tres horas, muy por encima de lo previsto, en la hacienda real en las afueras de la capital saudí.
Ambos mandatarios, según explicó la Casa Blanca, repasaron el discurso que Obama pronunciará mañana en la Universidad de El Cairo, en colaboración con la Universidad de Al Azhar, y en el que el presidente estadounidense quiere proponer un nuevo diálogo con el mundo islámico.
En ese discurso, Obama también explicará la posición estadounidense en las principales áreas de fricción y dedicará una atención especial al conflicto israelí-palestino, donde planteará -si no un plan de paz en toda la regla- sí lo que opina que cada parte implicada, incluidos EEUU y los países árabes vecinos, debe hacer para superar el conflicto
El asesor político del presidente estadounidense, David Axelrod, admitió que es "innegable" que ha habido una "ruptura entre EEUU y el mundo musulmán, una ruptura que se ha gestado a lo largo de años".
Esa ruptura, precisó Axelrod, no va a resolverse inmediatamente y "quizás ni siquiera en todo un mandato" pero "es importante para EEUU y para el mundo que intentemos abrir un diálogo".
Precisamente, el concepto de diálogo será el hilo conductor del discurso, según ha adelantado el redactor de discursos de política internacional de Obama, Ben Rhodes, que precisó que el texto busca "abrir un nuevo capítulo de acercamiento basado en el respeto mutuo y en los intereses comunes".
El discurso se colgará en la página de Internet de la Casa Blanca, acompañado de enlaces a traducciones completas en trece idiomas.
Además de repasar el contenido de esa alocución, Obama también abordó con el rey saudí, un importante aliado estratégico de EEUU, el programa nuclear iraní, la situación en Afganistán y Pakistán, la energía, y el proceso de paz en Oriente Medio.
En unas breves declaraciones a la prensa durante su reunión, el presidente estadounidense afirmó que "era muy importante venir a este lugar donde comenzó el Islam y buscar el asesoramiento de Su Majestad y abordar con él muchos de los asuntos que confrontamos en Oriente Medio".
"Tengo confianza en que, colaborando, EEUU y Arabia Saudí pueden lograr progresos en toda una serie de asuntos e intereses mutuos", afirmó el presidente estadounidense, que ya se había reunido hace dos meses con el rey saudí en abril en Londres, al margen de la cumbre del G20.
Por su parte, el rey Abdalá bin Abdulaziz resaltó los lazos "históricos y estratégicos" entre EEUU y Arabia Saudí, que se remontan, según recordó, al mandato de Franklin Roosevelt y al rey Abdulaziz, en los años treinta.
Al tiempo que Obama llegaba a Riad, la cadena de televisión árabe "AL Yazira" emitía una supuesta grabación del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, que asegura que el presidente estadounidense ha adoptado las mismas políticas hacia los musulmanes que su predecesor, George W. Bush.
Ese mensaje llega un día después de que el "número dos" de Al Qaeda, Ayman al Zawahri, acusara a Obama de "criminal".
El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, restó hoy importancia a esos mensajes y opinó que "no es sorprendente que Al Qaeda quiera distraer la atención de los esfuerzos del presidente Obama en busca de un diálogo con el mundo musulmán".
Gibbs indicó que los servicios de inteligencia aún no han podido examinar detenidamente el mensaje pero aseguró que está en línea con amenazas anteriores.
El presidente estadounidense viajará mañana a primera hora a El Cairo, donde además de pronunciar su discurso también tiene previsto reunirse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y visitar una mezquita y las Pirámides.
La gira del presidente estadounidense continuará en Alemania, donde visitará el campo de concentración de Buchenwald y dialogará con la canciller Angela Merkel, y concluirá en Francia, donde participará en los actos de conmemoración del 65 aniversario del Desembarco de Normandía y se reunirá con el presidente Nicolas Sarkozy.