Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quince minutos de agonía por una inyección letal en pruebas

No hubo piedad. Quince minutos de agonía por una inyección letal en pruebas. Un hombre condenado en 1989 por la violación y el asesinato de una embarazada ha sido ejecutado en Ohio usando un método de dos medicamentos que hasta ahora no habían sido empleados en una inyección letal en Estados Unidos, según ha informado el departamento correccional del estado.

Dennis McGuire, de 53 años, fue declarado muerto a las 10:53 horas (16:53 hora española) en la prisión del estado, ha indicado en un comunicado el Departamento de Rehabilitación y Corrección de Ohio.
McGuire ha recibido una combinación del sedante midazolam y del analgésico hydromorphone, un cóctel que Ohio añadió como opción de sustitución en caso de que tuviera dificultades para obtener pentobarbital, un medicamento cuyo fabricante ha puesto objeciones a su uso en ejecuciones.
Los abogados de McGuire habían argumentado en un recurso de último minuto rechazado el lunes por un tribunal federal que la combinación no había sido utilizada nunca y le pondría en un riesgo sustancial de padecer un tremendo dolor y una terrible incapacidad de respirar antes de perder la conciencia durante la ejecución.
El juez de distrito Gregory Frost dijo que McGuire no había conseguido demostrar un riesgo sustancial de grave dolor, aunque también reconoció que eso no significaba que el tribunal estuviera convencido de que la ejecución sería indolora o no tendría complicaciones.
McGuire fue condenado por la violación, secuestro y asesinato de Joy Stewart, cuyo cuerpo fue encontrado por unos excursionistas en un bosque en el oeste de Ohio tras haber sido vista hablando con el hombre, según documentos judiciales.