Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organismos europeos piden a los gobiernos mayor "contundencia" ante la xenofobia y el racismo

Diferentes organismos intergubernamentales europeos han publicado una carta con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial en la que exigen a los gobiernos mayor "contundencia" para frenar los ataques contra los refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes.
"Ante la mayor crisis migratoria que afronta Europa desde la Segunda Guerra Mundial, la eliminación de la discriminación racial es una prioridad como nunca antes lo ha sido", destaca la misiva. "Nuestro continente necesita erradicar cualquier vestigio de exclusión y marginalización del extraño. Los tratados internacionales de lucha contra el racismo proporcionan la hoja de ruta necesaria", añade.
La carta está firmada el director de la Agencia para los Derechos Fundamentales de la UE, Michael O'Flaherty; el director de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Georg Link, y el presidente de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa, Christian Ahlund.
Así, denuncian que en muchos países se ha registrado un incremento de los ataques contra refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, algunos incluso de carácter fatal. "El discurso del odio arraigado en la hostilidad a la diversidad étnica, religiosa y cultural se expresa ahora incluso más abiertamente no solo por parte de los grupos extremistas sino también por políticos de todo el espectro político y por los medios de comunicación", advierten.
Esta retórica "alimenta la intolerancia contra las minorías étnicas y religiosas, lo que hace aún más urgente una acción decidida de los gobiernos y las autoridades estatales".
Los tres firmantes advierten de que "experiencias pasadas" demuestran que la democracia puede ser socavada y desviada cuando se atienden los llamamientos a denegar el derecho a la igualdad y la dignidad de los más vulnerables". "Por consiguiente, deslegitimar y prevenir el discurso del odio mostrando el peligro que implica es de una importancia cardinal", apostilla.
Para ello, destacan que la educación y la formación en todas las tramos de edad y grupos sociales y profesionales es "vital". "Tenemos el deber de condenar los crímenes de odio y cualquier otra manifestación de racismo o xenofobia, que responder rápida y eficazmente a los comportamientos intolerantes y contrarrestar el discurso del odio con nuestros mensajes", añade.
Además, los tres recuerdan que los inmigrantes y refugiados siguen muriendo en aguas del Mediterráneo intentando alcanzar las costas europeas. "Es el momento de fortalecer nuestro compromiso con el derecho a la vida y a la dignidad", destaca el documento.
La ONU declaró el 21 de marzo Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial en 1966 en conmemoración de los 69 asesinados seis años antes en Sharpeville, Sudáfrica, durante una manifestación pacífica contra el régimen racista del Apartheid.