Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PAM se queda sin alimentos en RCA debido al bloqueo de las principales rutas de suministro

El Programa Mundial de Alimentos (PAM), dependiente de Naciones Unidas, se está quedando sin alimentos para distribuir entre los miles de desplazados de República Centroafricana (RCA) debido al bloqueo de las principales vías de suministro, según un informe publicado este lunes por la organización.
En la frontera con Camerún, se ha bloqueado la entrada de 38 camiones del PAM en los que se transportaba arroz, junto a otros cientos de vehículos. Los conductores de camiones comerciales y humanitarios se han negado a cruzar la frontera tras los últimos enfrentamientos.
"La carretera principal entre Camerún y RCA es la tabla de salvación en operaciones humanitarias, por lo que aumenta la necesidad de que estos ejes sean seguros", ha asegurado la directora regional del PAM, Denise Brown. "Como última opción, el PAM está considerando hacer uso de un aerotransportador desde Duala, en Camerún, hasta Bangui", ha añadido. "Sin embargo, esto aumentaría sustancialmente el coste de nuestra operación de emergencia".
El PAM ha calificado el impacto del bloqueo en los suministros a la capital y a otras zonas del país como "desastroso". Las reservas de cereales están agotándose, al igual que las de legumbres, según el propio programa. Suspender la distribución de alimentos podría provocar un aumento de la tensión en el país, y en especial, entre los más de 100.000 desplazados que se encuentran en el campamento del aeropuerto de Bangui.
Es precisamente este campamento al que PAM está mostrando máxima prioridad a la hora de distribuir alimentos, y en segundo lugar la localidad de Bossangoa, en el noroeste del país, pero con raciones reducidas. El PMA ha denunciado que el suministro alimentario a otras ubicaciones no se puede llevar a cabo hasta que los camiones puedan discurrir de forma segura por las carreteras y se asegure su traslado a Bangui.
El PAM ha reiterado su petición a todas las partes del conflicto para que permitan el acceso seguro y sin ningún tipo de obstáculos para el personal humanitario, así como el suministro, para que llegue a tiempo.
Desde el 1 de enero, cerca de 66.000 personas en Bangui y más de 9.000 de la localidad de Buar, en el oeste de RCA, han recibido alimentos del PAM. El pasado 18 de enero, un convoy adicional de nueve camiones alcanzó la localidad, a pesar de la inseguridad y de la cantidad de puntos de control a lo largo de la carretera. La distribución de los alimentos ya ha comenzado en las localidades cercanas.
FINANCIACIÓN PARA EL PROYECTO
PAM ha pedido cerca de 107 millones de dólares --más de 78 millones de euros-- para atender a 1,25 millones de personas en RCA que corren el riesgo de pasar hambre debido, por un lado, al desplazamiento obligado y por el otro, a la temporada de carestía.
Desde que se puso en marcha la operación de emergencia para RCA el pasado 1 de enero no se ha asegurado ninguna nueva contribución. Por ello, el PAM ha pedido urgentemente nueva financiación para poder entregar los alimentos antes de que empiece la temporada de lluvia, que comienza en mayo.
Entre el 24 y el 28 de diciembre se llevó a cabo una evaluación rápida humanitaria (MIRA) en 86 comunidades, entre las que se encuentran diferentes áreas de Bangui y Bosangoa. Según los datos del PAM, cerca de 2,6 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, siendo las mujeres las de máxima prioridad.