Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PCCh destituye por "incumplimiendo de su deber" al reponsable en las fraudulentas elecciones de Hunan

Más de 500 concejales y diputados han sido destituidos o han renunciado a sus cargos debido a su relación con el fraude electoral
Un importante asesor de la provincia china de Hunan, Tonq Mingqian, ha sido expulsado este jueves del Partido Comunista de China (PCCh) y destituido de su cargo público, según ha informado la agencia de noticias del gigante asiático Xinhua, debido al "incumplimiento de su deber" que provocó uno de los mayores casos de fraude electoral del país.
En un comunicado publicado este jueves, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCID) ha anunciado que la expulsión de Tong, subdirector de la Comisión de la Conferencia Consultiva Política Popular de Hunan --uno de los órganos asesores más importantes del país-- se debe a las graves violaciones de disciplina y de la legislación durante unas elecciones provinciales.
Más de medio millar de concejales y diputados se han visto involucrados en este caso de fraude electoral.
Tong, entonces jefe de partido en la localidad de Hengyang, en Hunan, estaba al cargo de las elecciones provinciales que tuvieron lugar entre diciembre de 2012 y enero de 2013, durante la XIV Asamblea Popular Municipal de Hengyang, el órgano legislativo local.
Según los datos que se deducen de la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía china, 56 diputados electos habrían ofrecido sobornos a otros 518 miembros de la asamblea y a 68 empleados públicos por un valor total de más de 110 millones de yuanes --unos 13,2 millones de euros--. El dinero sirvió para decantar los resultados de unas elecciones.
El órgano legislativo provincial destituyó el pasado sábado a estas 56 personas durante un pleno, el mismo día en que 512 concejales presentaron su dimisión por haber aceptado los sobornos. Otros cinco han sido destituidos y tres más han dimitido, a pesar de no haber tomado parte en los sobornos, por no haber cumplido con sus obligaciones.
"El número de implicados en el fraude electoral de Hengyang son muchos; la cantidad de dinero, grande; el fondo de la cuestión, grave; sus efectos, perniciosos. Es un grave problema para nuestro sistema de congresos populares", ha señalado Xinhua.
Consciente de la indignación pública por una corrupción que amenaza la propia supervivencia del Partido Comunista Chino, el presidente Xi Jinping se ha comprometido a tomar medidas para acabar con esta situación a todos los niveles, a pesar de que sólo un pequeño número de dirigentes veteranos han sido despedidos o investigados desde que llegó al poder el año pasado.