Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un muerto en nuevos ataques del PKK contra puestos militares del sureste de Turquía

Al menos un soldado del Ejército turco ha muerto este jueves por nuevos ataques atribuidos a la guerrilla Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste del país, horas después de que 16 milicianos perdiesen la vida en una ofensiva militar.
Supuestos miembros del PKK han atacado de forma coordinada dos puestos militares en la provincia de Hakkari, en concreto en la zona de Semdinli. En consecuencia, un soldado ha perdido la vida, según fuentes de los servicios de seguridad.
El Ejército lanzó este jueves una operación en represalia por el ataque con bomba perpetrado ayer, miércoles, contra un convoy militar y que provocó la muerte de cinco soldados. Las Fuerzas Armadas ha desplegado tropas de refuerzo y helicópteros de combate en Hakkari tras el atentado.
El comandante de las tropas terrestres, general Hayri Kivrikoglu, ha visitado este jueves Hakkari, desde donde ha subrayado que la ofensiva contra el PKK seguirá "sin pausa". "Siempre estamos junto a nuestro pueblo", ha apostillado, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Anatolia.
Más de 40.000 personas han muerto desde que comenzó el conflicto entre el PKK y el Gobierno, hace 28 años. La guerrilla reivindica una mayor autonomía política y derechos para los 14 millones de kurdos que se calcula viven en Turquía.
Desde junio del año pasado, alrededor de 800 personas han muerto por la violencia, incluidos 500 miembros del PKK, más de 200 policías y militares y unos 85 civiles, según los cálculos del 'think tank' International Crisis Group.