Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PMA alerta de que alrededor de dos millones de personas están expuestas al hambre en Chad

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha alertado de que la mitad de la población de la región del Sáhel en Chad, alrededor de dos millones de personas, se encuentra expuesta al hambre y que una cuarta parte de estas personas necesitan ayuda externa para alcanzar los niveles de alimentación mínima diarios.
El informe realizado por el PMA en colaboración con el Gobierno de Chad, ha demostrado que la malnutrición en el país ha empeorado respecto a niveles del año pasado.
"La temporada de escasez en la zonda del Sáhel será extremadamente difícil para las familias más vulnerables. El PMA está trabajando junto al Gobierno y otros organismos para ayudar a la gente de Chad a mitigar el impacto de la crisis", ha declarado la directora del PMA en Chad, Mery-Ellen McGroarty.
La región más afectada es la del río Bahr el Ghazal, donde la inseguridad alimenticia ha aumentado a un 58 por ciento con respecto al 46 por ciento del año pasado.
La escasez de lluvias, el aumento del precio del cereal y un descenso en el precio del ganado son las principales causas de la falta de alimento, a las que se ha sumado el incremento de la violencia en la vecina Nigeria, debido a Boko Haram, y que ha provocado una interrupción en el comercio de la zona.
El PMA llevará a cabo una campaña de asistencia alimenticia durante la temporada de escasez, que se prolongará desde junio a septiembre, y prestará especial atención a los niños y las mujeres embarazadas. Además se llevarán a cabo proyectos infraestructurales que pretenden mitigar el impacto a largo plazo.