Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La falta de fondos obliga al PMA a reducir la ayuda alimentaria a Corea del Norte

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha anunciado una que ampliará al menos hasta finales de año los recortes adoptados en su ayuda para Corea del Norte debido a la falta de fondos, después de que sólo haya recibido una tercera parte de los 128 millones de dólares que pidió para financiar sus programas entre 2016 y 2018.
La acuciante sequía ha mermado la producción agrícola en cuatro provincias y una ciudad del país asiático, según los datos del régimen de Kim Jong Un, reacio no obstante a facilitar cualquier estadística sobre el estado real de la población.
El PMA estima que 18 de los 24,8 millones de habitantes de Corea del Norte no consume una dieta lo suficientemente variada, mientras que una cuarta parte de los niños de entre 6 meses y cinco años padecen maltrunición crónica.
En junio, la agencia de la ONU logró asistir a casi 460.000 personas, pero hasta finales de año la ayuda se limitará a "raciones reducidas" para niños y mujeres embarazadas y lactantes, según el último informe de la organización. En concreto, reparte una cantidad equivalente al 66 por ciento de la ración estándar, el límite en el que se considera que estos recortes no tienen un impacto nutricional en los beneficiarios.
También se redujo en junio la cantidad de cereales que el régimen concede dentro del Sistema de Distribución Pública de alimentos, con una media de 400 gramos por persona y día. El objetivo marcado por el Gobierno para esta ayuda es de 573 gramos de cereales por persona y día.