Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán y EEUU firman un acuerdo sobre las rutas de suministro a la OTAN en Afganistán

Los gobiernos de Pakistán y Estados Unidos han firmado este martes el Memorándum de Entendimiento (MoU), que supone el restablecimiento completo de las relaciones entre Pakistán y la OTAN sobre el paso de suministros a Afganistán a través de territorio paquistaní y que estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2015.
El acuerdo ha sido firmado en la localidad de Rawalpindi por el encargado de negocios estadounidense en Islamabad, Richard Hoagland, y el vicesecretario del Ministerio de Defensa paquistaní Farroj Ahmad, según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV.
Hoagland ha alabado el acuerdo como "una muestra del aumento de la transparencia y la apertura" entre ambos gobiernos, al tiempo que ha asegurado que los 1.100 millones de dólares (alrededor de 895 millones de euros) que Washington debe a Islamabad en el marco del Fondo de Apoyo a la Coalición serán liberados tras la firma del MoU.
Según el acuerdo, el Ministerio de Defensa de Pakistán asumirá todas las competencias administrativas de la ruta de suministros de la OTAN a través de su territorio y no permitirá el paso de material que no esté destinado al Ejército afgano.
La nueva ruta de suministros paquistaní comprende dos trayectos alternativos: el sur, que conectará con Afganistán a través del puerto de Ben Qasim en Karachi y por el paso de Chaman; y la norte que conecta desde el mismo puerto de Karachi con el paso fronterizo de Torjam.
Además, tampoco se permitirá la existencia de almacenes de material estadounidense a lo largo de las rutas y concede a Pakistán la posibilidad de reservarse el derecho a impedir el paso de los bienes que no entren dentro de los parámetros del acuerdo.
En este sentido, Pakistán será quien se haga responsable de facilitar las instalaciones necesarias para la transferencia segura y rápida de los suministros y mantendrá informado al Ejecutivo estadounidense de los puntos de monitorización y tránsito de la carga. Los contáiners que entren a través de estas rutas deberán volver a través de Pakistán.
El Ministerio de Defensa paquistaní actuará como la autoridad central de coordinación y revisará las operaciones diarias, aunque miembros de ambos gobiernos se reunirán cada dos meses para evaluar la implementación del MoU.
Islamabad decidió bloquear temporalmente las rutas de suministro el pasado mes de noviembre tras la muerte de casi una treintena de sus soldados por un grave error de las fuerzas de la OTAN durante una operación transfronteriza.
La colaboración de Pakistán ha sido esencial a la hora de abastecer a las fuerzas de la OTAN, quienes reciben a través de esta ruta la mitad del material de combate empleado durante los momentos álgidos de la guerra. Islamabad decidió finalmente reabrir el paso tras recibir las disculpas personales de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, en una visita oficial al país el pasado 3 de julio.