Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán dice que India "nunca abrió una ventana al diálogo" bilateral

El asesor del primer ministro de Pakistán para Asuntos Exteriores, Sartaj Aziz, ha afirmado este domingo que India "nunca abrió una ventana al diálogo" bilateral, expresando su extrañeza por el aplazamiento de los encuentros tras el ataque en enero contra una base militar en el país.
"Es muy extraño que se decidiera en diciembre que el diálogo se retomaría, pero luego ocurrió el incidente en Pathankot y todo desapareció en el aire", ha dicho, en declaraciones a la cadena de televisión paquistaní Geo TV.
Aziz ha respondido así a las recientes declaraciones del ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar, quien apuntó que la ventana al diálogo "se estaba cerrando lentamente", acusando a Islamabad "de separar a los terroristas entre buenos y malos".
En este sentido, ha subrayado que si India continúa reiterando este tipo de acusaciones, debe recordar que Pakistán ha hecho especial hincapié en incluir el asunto del terrorismo como uno de los temas principales en las negociaciones.
Por último, Aziz ha agregado que Pakistán "no está desesperado por un proceso de diálogo", si bien ha recalcado que "si esta región quiere paz, tiene que tener primer coordinación".
Las palabras de Aziz han llegado pocos días después de que el director general de la Agencia Nacional de Investigación de India (NIA), Sharad Kumar, afirmara que no existen pruebas que apunten a la complicidad de Pakistán en el asalto contra la citada base aérea de India.
La base, ubicada cerca de la frontera con Pakistán, fue escenario de un asalto en enero que se saldó con la muerte de siete miembros de las fuerzas de seguridad y cuatro atacantes.
La base, de varios kilómetros cuadrados de extensión, acoge una flota de aviones de combate MiG-21 así como helicópteros de ataque Mi-25 y Mi-35, y otro material militar pesado, si bien desde el Ministerio de Defensa se aseguró que todo este material no resultó dañado.