Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán asegura que comparte con EEUU el objetivo de la paz en Afganistán

El embajador de Pakistán en Estados Unidos, Husain Haqqani, ha asegurado que su país comparte con Washington el objetivo de la paz en Afganistán, aunque ha reconocido la existencia de obstáculos importantes en la relación bilateral.
En su intervención ante el Consejo de Asuntos Globales de Chicago, Haqqani ha reiterado el apoyo de su país a la estrategia de Estados Unidos en la región, incluido un eventual acuerdo de paz con los talibán, tras diez años de guerra.
"Si tienen la dirección del Mulá Omar, por favor, envíenle una carta en nuestro nombre para formar la mesa (de negociaciones)", ha dicho Haqqani en alusión al líder talibán. "Pakistán hará todo lo que pueda para facilitar estas negociaciones", ha aseverado.
No obstante, ha señalado lo difícil de la empresa debido a la profunda división en el movimiento talibán. "¿Cómo podríamos hablar con esta gente y llegar a un acuerdo? Desde luego estaríamos encantados de hacerlo, pero ¿Saben los talibán lo que quieren ser?, ¿Están dispuestos a ser parte de un Afganistán plural?", ha cuestionado.
Al margen de las dificultades que plantea el proceso de pacificación de Afganistán, Haqqani ha reconocido que existen factores que contribuyen a tensar las relaciones bilaterales entre Pakistán y Estados Unidos y que afectan al desarrollo de los acontecimientos en el país vecino.
En concreto, ha apuntado que las principales fuentes de problemas entre Washington e Islamabad son el sentimiento antiestadounidense de la población paquistaní y, sobre todo, la acción de los talibán asentados en el país. "Muchas veces el problema son pequeños grupos que quieren imponer su voluntad por las armas", ha explicado.
Si bien, el embajador ha destacado que ambos países "están de acuerdo en que la reconciliación es algo sobre lo que trabajar". "A veces la gente olvida que hay cosas sin resolver en Pakistán. Nuestra petición a Estados Unidos es que tenga paciencia", ha indicado.
Por otro lado, ha contestado a las declaraciones del presidente afgano, Hamid Karzai, quien sugirió que, en caso de conflicto entre estos dos países, Kabul apoyaría a su vecino. "Pakistán y Estados Unidos no van a entrar en guerra", ha aseverado.