Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán rechaza las críticas de la India sobre la agresión de los talibanes a la minoría sij

El Gobierno paquistaní aseguró hoy que se preocupa por el "bienestar" de la minoría sij que vive en su territorio e instó a la India, que había protestado por las agresiones sufridas por esta comunidad a manos de los talibanes, a mantenerse al margen.
"El Gobierno de Pakistán es totalmente conocedor de la situación y se preocupa por el bienestar de todos sus ciudadanos, y en particular de esta comunidad minoritaria", dijo el Ministerio de Exteriores en un comunicado.
Todos ellos son "ciudadanos paquistaníes y, por tanto, no son asunto de la India", añadió Exteriores.
Nueva Delhi había trasladado ayer su malestar al Gobierno paquistaní por la situación de entre 30 y 35 familias sij en la demarcación tribal de Orakzai.
La minoría religiosa en esta región fue conminada recientemente por la insurgencia talibán a abonar un impuesto anual o "jazia" en virtud de la ley islámica para garantizar su protección por no ser musulmanes.
Según los medios paquistaníes, al no poder hacer frente a la demanda, muchos de los sijs decidieron abandonar el área y trasladarse a otro lugar de Orakzai, donde la comunidad ha residido desde hace siglos.
Los insurgentes destruyeron además el pasado miércoles por orden del líder talibán en la región, Hakimulá Mehsud, al menos once viviendas de miembros de esta minoría debido al impago del impuesto.
El 97 por ciento de la población paquistaní es musulmana, pero aún quedan pequeñas comunidades de sijs e hindúes, que en su mayoría marcharon hacia la India durante la sangrienta partición del subcontinente en 1947.
En las volátiles áreas tribales paquistaníes buscan refugio la insurgencia talibán y miembros de la red terrorista Al Qaeda.