Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán tacha de ridícula la amenaza de Al Qaeda de capturar su arsenal nuclear

Estudiantes se manifiestan contra el asesinato del director de su centro de estudios superiores a manos de un hombre armado con identidad desconocida, en Quetta, capital de la provincia de Balochistán, Pakistán, hoy martes 23 de junio. EFEtelecinco.es
El Gobierno paquistaní tachó hoy de "ridícula" la amenaza de la red terrorista Al Qaeda de capturar su armamento nuclear para usarlo contra EEUU y reiteró que el arsenal se halla seguro.
"Esta amenaza es ridícula. El Estado de Pakistán tiene mucha confianza en los dispositivos de seguridad de su arsenal nuclear. Está bajo control. No nos preocupa esta amenaza", dijo a Efe el portavoz del Ministerio paquistaní de Exteriores, Abdul Basit.
El considerado "número tres" de Al Qaeda, Mustafa Abul Yazid, había declarado que su organización pretende capturar el armamento nuclear paquistaní y usarlo contra Estados Unidos en una entrevista publicada en la página web del canal de televisión qatarí Al Yazira.
"Si Dios quiere, el armamento nuclear paquistaní no caerá en manos de los norteamericanos. Los musulmanes capturarán esas armas y las usarán contra los norteamericanos", dijo el líder terrorista de origen egipcio.
Pakistán, el único Estado islámico en posesión del arma atómica, inició su programa nuclear en la década de los 70 pero no realizó su primera prueba hasta 1998, cuando detonó seis bombas -una más que las ensayadas por la India poco antes- en un área despoblada de la provincia suroccidental de Baluchistán.
Pakistán y la India han librado tres guerras y otros conflictos menores desde su independencia en 1947 y compiten en una carrera armamentística.
La comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, ha expresado en varias ocasiones su preocupación por la seguridad del arsenal nuclear de Pakistán, un país con una larga historia de inestabilidad política inmerso actualmente en una guerra contra los talibanes en el noroeste.